Autoriza Semarnat gasoducto en Cancún

La decisión fue suscrita el pasado 5 de mayo, con vigencia de 32 años y seis meses. La red, con una erogación de 88 millones de pesos, comenzará a funcionar en 2016.  
Semarnat explicó cómo será la construcción.
Semarnat explicó cómo será la construcción. (Cortesía)

Cancún

La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales aprobó un gasoducto para abasto a hoteles, plazas comerciales, industrias, servicios y áreas habitacionales en Cancún.

La propia Semarnat informó que la decisión fue suscrita el pasado 5 de mayo, con vigencia de 32 años y seis meses. La red, con una erogación de 88 millones de pesos, comenzará a funcionar en 2016.

El gasoducto tendrá tuberías de ocho pulgadas de acero en 3.6 kilómetros y derivaciones de tubería de polietileno de alta densidad en 30.5 kilómetros de la línea, indica el proyecto aprobado a la empresa Gas Natural Industrial en febrero pasado.

La red saldrá de una Estación para Descompresión de Gas Natural –ajena al proyecto--- que se ubicará en el entronque de la autopista federal Cancún-Playa del Carmen, hacia la zona urbana por las avenidas Bonampak, Kabah, Tulum, Uxmal, Yaxchilán, Cobá, básicamente.

Gas Natural Industrial iniciará obras de la primera etapa en enero de 2016, cuando espera autorizaciones de autoridades federales, estatales y municipales.

La manifestación de Impacto Ambiental indica que "Para las etapas de preparación y construcción se generarán empleos indirectos para habitantes del municipio".

Grupo Simsa, corporativo propietario de Gas Natural Industrial posee mil 500 kilómetros de ductos en México para atender a 21 mil 200 consumidores domésticos, 450 comerciales y 350 industriales; además de abastecer a las plantas Volvo y Toyota.

El presidente de Simsa, Salomón Issa Murra y dueño del corporativo, es uno de los mayores empresarios de La Laguna, que paulatinamente ha cedido el negocio a su hijo Nesim Issa Tafich.

Quienes cuestionan el proyecto recuerdan que Simsa fue señalado en 2008 como responsable de la explosión del gasoducto en la autopista México-Querétaro el 12 de septiembre de ese año.

También se les atribuye el desastre ocurrido en Villahermosa, Tabasco, el 28 de febrero de este año, por el derrame de miles de litros de turbosina que causó la muerte de millones de peces y tortugas en un radio aproximado de dos hectáreas.

En Cancún autoridades municipales de Benito Juárez consideran la obra poco viable y faltan permisos de las autoridades estatales para construir el gasoducto.

El estudio de viabilidad reconoce que los riesgos mayores del proyecto son incendio y explosión por afectación en la trayectoria del gasoducto, que por su ubicación afectaría zonas habitacionales y agrícolas, y dadas las características de la zona.