En Veracruz presentaron 400 denuncias por tratamientos falsos

El ex secretario de Salud Antonio Nemi dijo que notificó sobre las irregularidades al entonces gobernador Javier Duarte, quien ordenó denunciar y actuar con rigor.
No solo hubo quimioterapias falsas: Antonio Nemi ex secretario de salud de Veracruz (Milenio Televisión )

Ciudad de México

Antonio Nemi, ex secretario de Salud de Veracruz, aseguró que cuando llegó al cargo en 2013 reveló las anomalías que encontró en la dependencia, por lo que presentó unas 400 denuncias ante la fiscalía estatal y la Procuraduría General de la República, pero después fue cesado.

En entrevista con Azucena Uresti, para MILENIO Televisión, el ex funcionario acusó a la lideresa de la sección 26 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, Luisa Ángela Soto, de ser responsable de las irregularidades que se cometieron en la dependencia del ramo.

"Soto ha cometido abusos y actos deshonestidad, no le rinde cuentas a nadie, de los 85 millones de pesos anuales que recibe de cuotas sindicales", aseveró.

Nemi consideró que tras su cese, Fernando Benítez Obeso (secretario de Salud) y Ricardo Sandoval Aguilar (director de Administración y Finanzas) "regresaron, porque a la mafia, encabezada la diputada Luisa Ángela Soto necesitaba acuerdos, y yo no le era afín a sus intereses.

"Ella promovió mi salida; actúa como dueña de la dependencia, se robó casi 3 mil 800 plazas de base para trabajadores estatales y se las dio a gente sin antigüedad", aseguró.

Dijo que cuando detectó las irregularidades de inmediato lo notificó al entonces gobernador Javier Duarte: "Él me ordenó denunciar y actuar con rigor, por lo que se presentaron las casi 400 querellas ante la fiscalía y la PGR".

Añadió que la dirección de administración también adquirió 70 mil pruebas falsas para detectar el VIH, pero que no fueron utilizadas. "Este caso fue de los más significativos que encontré y lo dije reiteradamente".

Precisó que los hechos que mencionó el gobernador Miguel Ángel Yunes respecto al medicamento oncológico ocurrieron en 2010: "A mí me designaron secretario en marzo de 2013, casi cuatro años después de esos hechos, por lo que no tengo suficiente información ni tengo acceso al expediente".

Reiteró que el responsable de esas "atrocidades o bestialidades" en torno a los fármacos de quimioterapia falsos es Sandoval Aguilar. "El día en que me despiden, ese mismo día mi sucesor, el doctor Benítez Obeso, vuelve a nombrar a Sandoval como director de administración, por lo que es responsable de muchos de los manejos.

"A mí me corrieron porque yo era incómodo, porque yo puse en público lo que ocurría (en la Secretaría de Salud)."

Dijo que entre diciembre de 2014 y enero de 2015, cuando regresaron Benítez Obeso y Sandoval, le quitaron autonomía jurídica y presupuestal al instituto de oncología; entonces murieron nueve niños; una cifra fuera de lo normal para la estadística epidemiológica en estos casos.

"Pedimos información en los sistemas de transparencia y se la presentamos a especialistas oncólogos-pediatras; ellos concluyeron de que al menos ocho niños no recibieron el tratamiento adecuado; es muy probable que no se les atendiera de acuerdo con el protocolo y no se les suministraran los fármacos necesarios", destacó.