• Regístrate
Estás leyendo: Camellones de Guadalajara, una desorganización privada
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 02:15 Hoy

Camellones de Guadalajara, una desorganización privada

En 2013 el ayuntamiento tapatío suspendió el convenio a 80 empresas que descuidaron los espacios a los que les correspondía dar mantenimiento.

Publicidad
Publicidad

Una tercera parte de los camellones del municipio de Guadalajara son parte de un convenio entre ayuntamiento y empresas particulares para que estás se hicieran cargo de su mantenimiento, por lo que estos espacios públicos lucen heterogéneos y en algunos casos descuidados y bombardeados de publicidad.

El programa se implementó en la administración 2010 – 2012 y se renovó en 2013 bajo la gestión actual, encabezada por el alcalde Ramiro Hernández. Su principio era conservar las áreas verdes en buen estado a cambio de permitir a las empresas colocar publicidad en placas que darían referencia a su “responsabilidad social” al hacerse cargo de espacios públicos tales como camellones, fuentes y glorietas.

La publicidad la ejercen las empresas mediante colocación de placas en las que predomina el nombre o logotipo de la empresa, en tanto que la imagen institucional del ayuntamiento de Guadalajara y la leyenda “esta área es conservada por:” suelen ser más pequeñas.

La cara que presentan los camellones y zonas parte de este convenio es tan diversa como la cantidad de empresas que se hacen cargo de estas; además de que sirven como un espacio publicitario, en la ciudad se pueden encontrar zonas con un mantenimiento adecuado, pasto bien cortado, algunas flores y arbustos de ornato, pero también espacios descuidados, plantas marchitas y que carecen de pasto.

Cuando el programa fue anunciado por el gobierno municipal de Guadalajara, el argumento fue que la medida ayudaría a solventar la falta de recursos y liberar la carga laboral de la dirección de espacios públicos así como propiciar empresas comprometidas con la sociedad.

Estas empresas han llegado a ser reconocidas por el ayuntamiento por esta labor. En 2013 el alcalde Ramiro Hernández dio un agradecimiento público a 56 empresas que mostraron un mayor compromiso en el cuidado del espacio “adoptado”, sin embargo el mismo año, se suspendió el convenio a 80 comercios que descuidaron los espacios a los que les correspondían dar mantenimiento, es decir, fueron más los negocios que incumplieron que los que lo hicieron con excelencia, aunque ninguna empresa fue sancionada por el deterioro de las áreas verdes.

El mantenimiento que requieren los camellones es de riego, poda y limpieza, además de cambios de plantas de ornato, labor que realiza el ayuntamiento tapatío en los camellones no conveniados.

Actualmente son 201 empresas las que tienen convenio vigente para la adopción de espacios públicos en 2015, tema del cual se hacen cargo tres dependencias municipales: Sindicatura para la elaboración del convenio; Promoción Económica, como enlace entre gobierno y empresas, y Parques y Jardines como la dependencia a la que corresponde supervisar el correcto mantenimiento de las áreas, de acuerdo a lo señalado por el secretario de promoción económica, Pedro Ruíz Gutiérrez.

Entre estas 201 empresas se hacen cargo de 385 espacios de los 1,054 con los que cuenta la ciudad, el resto permanecen sin ser “adoptados” por diversas razones, una de ellas, es que “al estar en zonas que no son de alto tráfico es complicado que las empresas quieran involucarse en esa parte por no haber opción para el reconocimiento de marca”, mencionó el secretario de Promoción Económica, quien considera que conveniar este servicio es viable por el ahorro que hace el municipio puesto que el gasto por mantener áreas verdes es más alto que el de la publicidad a la que tienen acceso.

La nueva propuesta y el fondo verde

La Ley de Ingresos aprobada por el ayuntamiento tapatío para aplicarse en el ejercicio fiscal de 2016, contempla la creación de un “fondo verde” que se nutrirá de un porcentaje equivalente al 10 por ciento del importe de la licencia, permiso o refrendo de negocios comerciales.

Este fondo, según lo explicó el propio alcalde electo, Enrique Alfaro Ramírez, estaría destinado a contribuir al programa de conservación y mejoramiento del medio ambiente. “Va a estar destinado fundamentalmente para el cuidado de áreas verdes”, entre estas áreas se contempla a los camellones de la ciudad, por lo que desaparecerían la concesiones de estos espacios y se eliminaría la publicidad en los mismos.

Con esta medida, el gobierno que encabezará Alfaro Ramírez pretende que el ayuntamiento retome la responsabilidad de hacerse cargo de camellones, glorietas y calzadas en su totalidad y entonces generar una imagen homogénea en estos espacios.

Aunque lo anterior no significaría que las empresas dejarán de participar en una labor social, según lo explicó el alcalde electo, sino que se modificará la forma en que lo hacen, pues en vez de “hacerse cargo”, de un área delimitada, aportarían una cantidad que se emplearía en dicha tarea por parte del gobierno municipal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.