Refuerzan seguridad a camaroneros de Sinaloa

Los pescadores aseguraron que debido al buen precio que está alcanzando, el camarón está siendo más atractivo para los ladrones.
El barco se encuentra a la espera de recibir apoyo por parte de la Secretaría de Marina
Los pescadores han sufrido diversos asaltos (Archivo) (José Tapia)

Mazatlán

Ante el número de asaltos de barcos camaroneros que se han registrado en altamar, diez en esta temporada, se reforzará la coordinación entre autoridades de seguridad marítima y terrestre para frenar este delito que ha provocado millonarias pérdidas a la industria camaronera.

La mañana de este lunes se reunieron, la delegada estatal de la Procuraduría General de la República en Sinaloa, Brenda Lohr Peralta; el inspector Roberto Gutiérrez Lara, titular de la estación de la Policía Federal de Proximidad Social en Mazatlán; el contralmirante CGDEP Mario Alberto Castanedo Peñuñuri, director general de Inspección y Vigilancia de la Conapesca; el jefe de navegación de la Capitanía de Puerto y dirigentes pesqueros.

La reunión se realizó a puerta cerrada, sin la presencia del titular de Conapesca, Mario Aguilar Sánchez.

El clamor de los dirigentes pesqueros es que sea creado un protocolo de seguridad para hacer más eficientes las acciones, detener a los llamados “piratas de mar” y recuperar el producto robado.

De acuerdo a Ricardo Michel Luna, dirigente de la Unión de Armadores, y el vicepresidente nacional de la Cámara Pesquera, Humberto Becerra Batista, debido al buen precio que está alcanzando el camarón está siendo más atractivo para los ladrones.

Criticaron que, a pesar de que estos atracos se registran principalmente en la misma zona aún no se haya frenado este delito que podría generalizarse en otras partes del país.

Una de las zonas más conflictivas es la que se ubica en la zona norte de la entidad particularmente “El Perihuete”.

Aunque en la PGR se afirma que no se han presentado denuncias formales sobre estos atracos, dirigentes pesqueros afirman que han interpuesto algunas sólo que, debido a que no se han visto resultados la mayor parte de los afectados optan por no denunciar.