Usarán policías de San Diego cámaras en sus uniformes

Invertirán 4 mdd en la adquisición de esta tecnología que se usará a fin de mes. El propósito es prevenir casos de mala conducta de oficiales, luego de al menos 15 casos de abuso sexual.

San Diego

A finales de junio, policías de San Diego, California empezarán a utilizar cámaras en sus uniformes, luego de que este martes el cabildo de la ciudad aprobara por unanimidad un contrato de casi cuatro millones de dólares para adquirir esta tecnología.

Con esta medida, la corporación policiaca busca prevenir casos de mala
conducta por parte de sus oficiales, luego de que en los últimos tres años,
se hicieran públicos al menos 15 casos, que incluyen acusaciones por abuso
sexual o corrupción.

Las primeras 300 cámaras llegarán a finales de mes, con las cuales,
oficiales grabarán interacciones con miembros de la comunidad y al finalizar
su turno, deberán almacenar las imágenes en una base de datos.

La jefa de policía, Shelley Zimmerman aseguró que esta medida permitirá
frenar casos de mala conducta, al igual que protegerá a los oficiales si
reciben acusaciones falsas o exageradas.

La regidora Marti Emerald mostró su apoyo a la iniciativa.

"Creo que es importante empezar con este contrato y que empiecen a
utilizarse estas cámaras en San Diego, tenemos algunas que ya han estado a
prueba y creo que son buenas noticias para el departamento de policía y la
comunidad, el que podremos documentar estas interacciones".

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) emitió un comunicado donde piden que la adquisición de esta tecnología esté acompañada de políticas sólidas, que los oficiales deberán seguir al utilizar las cámaras.

Algunas de sus recomendaciones, es que los oficiales notifiquen a ciudadanos cuando sean grabados por las cámaras, además de entregar panfletos en diferentes idiomas que explique el uso de esta tecnología.

El organismo además, exige que dichas imágenes estén disponibles para el
público, además de que existan sanciones para oficiales que apaguen o no
prendan las cámaras, así lo indicó su representante, Kellen Russionello.

"Las políticas preliminares no reflejan el potencial de las cámaras como una
herramienta para reconstruir la confianza entre la policía y la comunidad.
Continuaremos trabajando con la jefa de policía para que esta tecnología
pueda proteger a la comunidad y no solo a oficiales".

La implementación de cámaras se suma a una auditoría que se lleva a cabo por parte del Departamento de Justicia, como algunas de las medidas que ha
implementado la jefa de policía de San Diego para erradicar los escándalos e indisciplinas al interior de la dependencia.