• Regístrate
Estás leyendo: Cae sobrino de “El Mencho” y se desata violencia en Michoacán
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 21:57 Hoy

Cae sobrino de “El Mencho” y se desata violencia en Michoacán

“Viagras” realizan bloqueos, queman 22 autos, tres agencias y una tienda; la fiscalía estatal informó que fueron detenidas 18 personas, quienes tenían bombas molotov.

Publicidad
Publicidad

Civiles armados ligados al grupo de Los Viagra incendiaron al menos 22 vehículos, tres agencias automotrices y una tienda de autoservicio, además de que bloquearon cinco puntos carreteros en los municipios de Parácuaro, Múgica y Uruapan, por la captura de Jordy Villa, sobrino de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

José Martín Godoy, procurador de Michoacán, confirmó que por estos hechos fueron capturados 18 sujetos, a quienes se les decomisaron bombas molotov, recipientes con gasolina y armas de fuego.

Jordy Villa tiene 18 años y se sabe que en 2014, por intermediación de uno de sus amigos apodado El Coyul conoció a Nicolás Sierra Santana, El Gordo Viagra, quien lo contrató como pistolero y sicario.

“Existen indicios recabados a partir de la declaración que lo identifican como sobrino de Nemesio Oseguera, líder delincuencial que opera en Jalisco”, señaló el fiscal Godoy en conferencia de prensa.

Las “reacciones” de células criminales, como las calificó el gobierno estatal, ocurrieron desde el martes pasado, cuando Jordy Villa fue detenido por militares y policías estatales.

Desde ese día hubo bloqueos, y ayer éstos se reactivaron a las 10:30 horas en la carretera Apatzingán-Cuatro Caminos, a la altura del acceso a la localidad de Antúnez, en Parácuaro, donde quemaron y atravesaron un par de vehículos.

Dos horas después, en el tramo carretero que conduce al municipio de Taretan a Santa Casilda, en la Autopista Siglo 21, sujetos armados despojaron a los conductores de sus unidades y las incendiaron.

Más tarde, se confirmó la quema de automóviles a la altura de la caseta de peaje de Las Cañas, punto en el que atravesaron un camión de pasajeros para impedir el paso.

Además, estudiantes que viajaban en un autobús escolar de Lázaro Cárdenas a Huetamo fueron sorprendidos por pistoleros, quienes los obligaron a descender de la unidad, a la que le poncharon las llantas a balazos y atravesaron en la carretera.

Estas protestas se replicaron en las regiones de La Costa y la Meseta Purépecha, mientras que en Uruapan, una camioneta que transportaba alimentos fue incendiada al oriente de la ciudad.

A la lista de daños se sumó una camioneta de la Comisión Federal de Electricidad, a la que pistoleros prendieron fuego con bombas molotov en Morelia.

Todas las empresas de transporte de pasajeros decidieron cancelar sus rutas al considerar que no existían condiciones de seguridad.

También tiendas de autoservicio y agencias de automóviles se convirtieron en blanco de ataques, sin importar que en ellas se encontraran empleados y clientes.

Un grupo de hombres arribó en un vehículo a una agencia Nissan, en Uruapan, la roció con gasolina y le prendió fuego; una acción similar se realizó en Zamora, donde a dos negocios de este tipo les arrojaron bombas molotov.

En este último municipio, una sucursal de la tienda de autoservicio Merza fue atacada con explosivos.

Solo en la región de Lázaro Cárdenas se contabilizaron cuatro autos incinerados en hechos registrados sobre la Autopista Siglo 21.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal aseguró que a los pocos minutos de que comenzaron las agresiones desplegó un operativo que permitió la captura de 18 personas.

Apenas el 1 de marzo, en el contexto de un operativo desplegado en Apatzingán para detener a un líder de Los Viagra, las autoridades reportaron un enfrentamiento entre civiles armados y el bloqueo de las cuatro salidas de la ciudad con vehículos incinerados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.