Cadena perpetua a tres extorsionadores en Juárez

Exigían el pago de una cuota a 10 comerciantes y taxistas de esta frontera. La denuncia la presentó la propietaria de un restaurante, por lo cual fueron aprehendidos.

Chihuahua

Luego de que 'aprovecharan' el clima de violencia que azotaba a Ciudad Juárez, Chihuahua, tres extorsionadores fueron sentenciados a cadena perpetua por exigir el pago de una cuota a 10 comerciantes y taxistas de esta frontera.

Sin embargo, los agentes de la Unidad Especializada Anti-Extorsión (UEAE) los detuvieron por la denuncia que presentó la propietaria de un restaurant la mañana del 17 de noviembre del 2011, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Durante los interrogatorios a los que fueron sometidos dichos sujetos, se supo que en medio de la ola de violencia que prevalecía en esta frontera, tenían alrededor de un mes extorsionando a por lo menos 10 comerciantes y taxistas, quienes ante el temor de ser asesinados, aceptaron pagar la cuota.

"El 19 de octubre (2011), la comerciante recibió una llamada telefónica de un sujeto que le exigió mil pesos por el cobro de cuota y/o derecho de piso, bajo la amenaza de que si no cumplía le causarían daño a ella o a sus empleados", se indicó.

Por ello, el Tribunal de Juicio Oral dictó la sentencia de prisión vitalicia en contra de Óscar Rosales Hernández (El Chato), de 31 años; Natividad Gutiérrez Herrera (El Game), de 23, y Juan Antonio Nájera Herrera (El Garrocha), de 26.

En el proceso, el agente del Ministerio Público de la UEAE, aportó las pruebas para que se dictara la condena por el delito de extorsión, en el que a la afectada se le ordenó pagar la "cuota" a una persona los jueves de cada semana.

"Ante el temor fundado por sus agresores, la víctima aceptó pagar dicha cantidad en cuatro ocasiones. A las 17:00 horas del 17 de noviembre de 2011, se acercó a la negociación un vehículo de alquiler (Taxi) de donde descendió Óscar Rosales Hernández".

"Dicho sujeto se dirigió con el encargado para exigirle la cuota, y segundos recibió un sobre con mil pesos; después abordó el vehículo y una cuadra más adelante, Gutiérrez Herrera y Nájera Herrera, quienes realizaban funciones de halcón, abordaron también el carro de sitio, siendo todos aprehendidos", detalló la FGE.

Al investigar al chofer del taxi sobre estos hechos, se tuvo la certeza que no conocía a los extorsionadores y que solo realizaba su trabajo, ya que los hoy sentenciados le solicitaron el servicio en las avenidas Zaragoza y De Las Torres, por lo que el taxista quedó en inmediata libertad y se le devolvió su vehículo.