Identifican cadáver localizado en Hidalgo

El cuerpo encontrado el pasado lunes 26 de mayo en el ejido de Tilcuautla, San Agustín Tlaxiaca pertenece a Ana Itzel Escamilla Téllez, quien fue reportada desaparecida el 19 del mismo mes.

Pachuca

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo determinó que el cuerpo localizado el pasado lunes 26 de mayo en el ejido de Tilcuautla, San Agustín Tlaxiaca pertenece a Ana Itzel Escamilla Téllez, quien fue reportada como desaparecida el pasado 19 de mayo en la localidad de Tornacuxtla en el mismo municipio.

Luego de estudios Confronta-antropológico e Idento-odonto-estomatograma, realizados por la perito en Antropología Física Forense  de la PGJEH, Amparo Nava, no dejan lugar a duda que se trate de la menor quien fuera reportada como desaparecida el pasado 19 de mayo en la localidad de Tornacuxtla, detalló la fiscalía hidalguense.

El reporte de la PGJEH detalló que además de las pruebas realizadas por la dependencia estatal, el cadáver fue identificado legalmente por sus padres, luego de realizar diversas comparaciones físicas e identificar las señas particulares de la menor de 14 años de edad mediante estudios periciales que dieron como resultado la identificación del cadáver como Ana Itzel Escamilla Téllez por quien se activó la Alerta Amber casi inmediatamente después de su desaparición.

Autoridades hidalguenses revelaron que dentro de la averiguación previa 12/SPM/758/2014   consta que posterior a realizar la necropsia correspondiente se obtuvo información que la causa de muerte de la menor fue  asfixia por mecanismo de estrangulación, por lo que el Ministerio público agregará los estudios de perfil genético (ADN) en cuanto sean entregados, mismos que fueron solicitados por el Representante Social a fin de corroborar la identidad de la menor de 14 años de edad.

En tanto el personal de la Fiscalía Especializada en Delitos de Género de la PGJEH, continua en la integración de la averiguación previa y agentes de la Coordinación de Investigación de la Secretaría de Seguridad Pública en colaboración con la procuraduría estatal, permanecen abocados en localizar y presentar ante la autoridad ministerial al o a los responsables del homicidio, según el reporte de las autoridades hidalguenses.

De acuerdo a los datos preliminares la menor fue víctima de violencia física y posteriormente privada de la vida y semienterrada en una construcción de una vivienda, por lo que la Fiscalía contra la Violencia de Género de la PGJEH ha tomado conocimiento del caso a fin de determinar si se trató de un feminicidio.

El día de la desaparición de Ana Itzel Escamilla Téllez cenó en su domicilio con sus padres, posteriormente, sus familiares abandonaron el domicilio y al regresar, la menor no se encontraba en la casa.