Partidos, ONG e iglesia impulsan cruzada anti bodas gay en Morelos

Conformaron de facto el Movimiento Morelense por la Familia, bajo la óptica de que los matrimonios entre parejas homosexuales no quedará en el simple reconocimiento legal de sus uniones.

Cuernavaca

Partidos políticos y organizaciones sociales y religiosas en la entidad, emprenden una cruzada relámpago para impedir que los cabildos de los 33 Ayuntamientos de Morelos aprueben –en su calidad de constituyente permanente- las reformas a la constitución local que permitirán el reconocimiento legal a las unión homosexuales, también conocidas como matrimonios homosexuales.

Organizaciones, partidos y centros religiosos, en apariencia antípodas filosóficamente, conformaron de facto el Movimiento Morelense por la Familia, bajo la óptica de que los matrimonios entre parejas homosexuales no quedará en el simple reconocimiento legal de sus uniones, sino que "es la puerta para la posibilidad legal para que adopten niños y niñas", lo que representa un ataque directo a los derechos de los menores de decidir con quién quieren pasar su vida, pero también" un ataque directo a la base de la sociedad que es la familia", dijo un vocero acreditado involucrado en dicha dinámica.

De acuerdo con las versiones recogidas por este reportero, la cruzada de estos grupos –encabezados por los dirigentes partidistas del PAN y PES, pero también jerarcas religiosos como el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro- busca convencer "con argumentos basados en la moral y en la ética- a los alcaldes y regidores de todos los municipios del estado para que los cabildos no voten a favor de la reforma, pues la ley ordena que para que una enmienda a la constitucional sea válida, no sólo requiere de la aprobación de las dos terceras partes de los diputados locales (20), sino también la misma cantidad de cabildos de la entidad, es decir, 17 de 33 de ellos.

La operatividad

La operatividad lograda por este movimiento, estribó en la cercanía, conocimiento o ascendencia política o moral que tenga el voluntario sobre algún miembro o miembros de cabildo, ya que se trata de "irlos a convencer para que cuando tengan que emitir su voto, lo hagan en contra", refirió otro entrevistado quien destacó la disposición de grupos evangélicos, mormones, anglicanos, católicos y hasta grupos más liberales no religiosos que no están a favor de la iniciativa aprobada.

Aún cuando la iniciativa del Ejecutivo estatal fue aprobada el pasado 18 de mayo, los grupos anti bodas gay han avanzado en el convencimiento de algunos alcaldes, por lo que según los cálculos de ellos, en este momento se tiene la garantía de que no votarán a favor de la reforma –inicialmente- nueve municipios de 17 se que requieren: Yecapixtla, Tlaquiltenango, Tetela Del Volcán, Tlalnepantla, Coatlan, Ocuituco, Miacatlan, Mazatepec, Jojutla y Axochiapan.

¿Y en Cuernavaca?

Sin embargo, la dinámica de convencimiento avanza y esta semana será crucial para convencer a otros cabildos, como en el caso de Cuernavaca donde se avizora que la votación será también en contra. Hasta el momento los regidores del Partido Movimiento Ciudadano y Verde Ecologista han expresado su voto en contra.

Según un documento en poder de este medio, en Cuernavaca, presidido por el ex futbolista, Cuauhtémoc Blanco, se pretende que este jueves pueda votarse la propuesta, sin embargo, la alianza de facto entre el Partido Social Demócrata (el de Blanco) con el PRD del mandatario, Graco Ramírez, impulsor de la propuesta, arropan la posibilidad de "aguantarla" hasta que existan mejores condiciones en el cabildo capitalino, ya que se espera que la repuesta sea en contra.

La fecha límite que legamente tiene la iniciativa aprobada para "causar estado", es el próximo 25 de junio. En caso de que el proceso de votación de los cabildos no haya concluido, o que 17 de ellos lo hagan en contra, será desechada. Por el contrario, para que sea aprobada y llevada a la práctica se requieren –mínimo- de esos 17 cabildos pero con voto a favor.