• Regístrate
Estás leyendo: Buscan cambiar modelo de trabajo de calandrieros
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 05:41 Hoy

Buscan cambiar modelo de trabajo de calandrieros

El Ayuntamiento tapatío informó que lanzarán una licitación pública para los nuevos vehículos de arrastre que disminuirán el peso de carga para el equino


Publicidad
Publicidad

Calandrias más ligeras, eficientes y seguras, proyecta el Ayuntamiento de Guadalajara para mejorar las condiciones de los caballos que trabajan para los paseos turísticos del Centro Histórico.

Ayer, Bernardo Fernández, coordinador general de Construcción de Comunidad y Merylin Gómez Pozos, directora de Gestión Integral de los Derechos de los Animales en Guadalajara, dieron a conocer que el ayuntamiento adquirirá nuevos carruajes con características especiales para que sean más ligeros, duraderos y de mejor calidad en los materiales, para garantizar que los equinos arrastren menos peso.

Detallaron que por lo general el peso aproximado de las actuales calandrias oscila entre los 500 y 600 kilos, por lo que pretenden reducir desde un 20 o 25 por ciento dicho peso, para que los nuevos carruajes ronden entre 350 y 450 kilos.

Para este ejercicio se lanzará una licitación pública para los nuevos vehículos de arrastre, que podrían costar hasta los 100 mil pesos cada uno, mismos que serán propiedad del municipio y se entregarán a los calandrieros en comodato.

Por otra parte, señalaron que crearán un nuevo reglamento sanitario de control y protección de los animales del municipio, donde incluye un capítulo especializado para el trabajo de los calandrieros; mismo que pasó a la comisión de regulación, por lo que en la próxima sesión de cabildo podría quedar aprobado.

Adelantaron que para este nuevo reglamento existirán permisos de operación donde existirán zonas de carga y descarga; capacitación a los calandrieros; paraderos equipados con piso amortiguado para garantizar el reposo y recuperación de los caballos; así como exámenes veterinarios periódicamente para que determinen el estado de salud de los equinos.

La propuesta del nuevo modelo de trabajo que se plantea establecer llega luego de que el pasado 29 de julio un caballo colapsó en la avenida Chapultepec, por falta de mantenimiento y supervisión de su herraje.

Tras el incidente, el ayuntamiento retiró todas las calandrias del Centro Histórico y ayer reiteró que los paseos serán suspendidos hasta que se cumplan dos aspectos básicos: Que cada uno de ellos acredite y utilice un remolque para el traslado de los caballos desde y hacia sus lugares de descanso y resguardo, y someter a su caballo a la aprobación de los exámenes veterinarios, que se llevarán a cabo a partir de mañana.

Las revisiones de los equinos iniciarán en el Parque Agua Azul.

El caballo que resbaló en plena calle por no tener los herrajes adecuados, dejará de circular; mientras que al calandriero responsable fue amonestado y sacado de circulación por cuatro meses.

Transición del modelo:

*Permisos de operación que establecerán zonas de carga y descarga, estaciones, rutas y horarios de trabajo

*Capacitación de los calandrieros

*Nuevas calandrias, más ligeras, eficientes y seguras

*Paraderos equipados con piso amortiguante para el reposo y recuperación de los caballos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.