• Regístrate
Estás leyendo: Buscan cambiar las reglas en los tutelares de la CdMx
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 09:46 Hoy

Buscan cambiar las reglas en los tutelares de la CdMx

“Las autoridades se están enfrentando a una situación grave. Las medidas disciplinarias no tienen ningún sentido ni beneficio; la estrategia se debe replantear”: Rebeca Peralta.

Publicidad
Publicidad

Leticia Fernández

Familiares de jóvenes recluidos en los tutelares de menores demandaron más atención de las autoridades y mayor respeto en el trato a sus hijos.

Luego de la riña del viernes pasado en la Comunidad de Tratamiento Especializado para Adolescentes San Fernando, en la delegación Tlalpan, los padres de familia denunciaron que sus hijos carecen de actividades pedagógicas, de capacitación para el trabajo y de terapias psicológicas grupales e individuales.

"Es un internado solo para aislarlos. Nosotros venimos de visita y les traemos ropa, comida y cosas personales, pero no vemos un cambio; por el contrario, los vemos resentidos, porque los humillan y los tratan mal", acusó Matilde Rosas.

La señora es de las pocas madres que aún visita a su primogénito. Tenía otro hijo internado, pero con las reformas legales aplicadas desde el 18 de junio, logró su libertad. Ambos hermanos fueron acusados de robo, pero uno de ellos también por tentativa de homicidio.

"Es el que tengo aquí. Su hermano ya salió, pero fue peor; ahora se droga y ni escuela tiene, solo se la pasa en la casa y cuando quiere, dice que va a trabajar, pero yo sé que se junta con los amigos para robar", declaró.

De acuerdo con la Dirección de Tratamiento para Adolescentes, 35 por ciento de los jóvenes reincide en la comisión de algún delito, y aunque la población interna en las comunidades se redujo 43 por ciento, los conflictos aumentaron.

De mayo a la fecha se han registrado seis conflictos que la autoridad ha calificado de "riñas" en la Comunidad de San Fernando, en una de ellas un menor fue severamente golpeado y perdió la visibilidad de un ojo.

El último incidente ocurrió el pasado fin de semana; tres custodios fueron golpeados y los menores, quienes protagonizaron el incidente, fueron trasladados a la Comunidad Quiroz Cuarón, en la delegación Benito Juárez.

En ese sentido, la vicepresidenta de la Comisión de Reclusorios de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, Rebeca Peralta, afirmó que los constantes conflictos son señal de que los jóvenes están mostrando una postura de total rebeldía contra la autoridad.

Por ello, se pronunció por cambiar las reglas establecidas por el Sistema de Justicia Integral para Adolescentes implementadas desde 2008, cuando las autoridades capitalinas tomaron la administración de las comunidades.

"Los constantes conflictos son señal de que los jóvenes están mostrando una postura de total rebeldía contra la autoridad en donde ya no le tienen miedo ni siquiera a las sanciones, por lo que las estrategias de disciplina deben cambiar.

"Las autoridades se están enfrentando a una situación grave. Los jóvenes ya no le tienen miedo a nada y eso es preocupante, nos damos cuenta de que las medidas disciplinarias no tienen ningún sentido ni beneficio; entonces, creo que se debe replantear la estrategia", reiteró.

La asambleísta añadió que hoy se reunirá con autoridades del Sistema Penitenciario, de la Comisión de Derechos Humanos local y de la misma Asamblea Legislativa para tratar el tema de los conflictos en las comunidades.

En el encuentro, agregó, presentará la consecuencia de tener a jóvenes con perfil criminológico alto en una comunidad para adolescentes, donde las medidas son claramente más accesibles y menos estrictas que en los reclusorios para adultos.

Las cárceles

El respeto a los derechos fundamentales de los internos y las internas en las cárceles de la ciudad ha avanzado, luego de la calificación de 6.84, otorgada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); sin embargo, aún hay pendientes, como la sobrepoblación, hacinamiento, insuficiencia de custodios y presuntos casos de corrupción.

La vicepresidenta de la Comisión Especial de Reclusorios de la Asamblea Legislativa señaló que la sobrepoblación es de 14 mil 104 internas e internos en cinco prisiones de la capital del país.

"La Ciudad de México está en el noveno lugar de las 32 entidades federativas que han registrado avances en materia penitenciaria, de acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2015, elaborado por la CNDH), mencionó.

"En los últimos cinco años se mantiene una línea ascendente sobre la evaluación que otorga la CNDH al trabajo que realiza el sistema penitenciario de la capital:

En 2015 la calificación fue de 6.84, en 2014 de 6.55, en 2013 de 5.98, en 2012 de 5.91 y en 2011 de 5.99.

La sobrepoblación se concentra en los Reclusorios Preventivos Varonil Oriente, Varonil Norte y Sur, así como el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla y la Penitenciaria de la Ciudad de México de Santa Martha Acatitla, donde hay una capacidad para 20 mil 704 internos, pero cohabitan un total de 34 mil 808, enfatizó.

Detalló que el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente tiene una capacidad para albergar a 6 mil 844 reos y la población llega a 12 mil 913; el Reclusorio Preventivo Varonil Norte tiene una capacidad para 5 mil internos, pero tiene una población de 10 mil 878, y el Reclusorio Preventivo Varonil Sur tiene una capacidad para 4 mil 896, pero la población llega a los 6 mil 375 reos.

La asambleísta Rebeca Peralta hizo un llamado al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera; a la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, y al subsecretario del Sistema Penitenciario, Antonio Hazael Ruiz Ortega, a "no bajar la guardia" y continuar buscando estrategias que permitir disminuir los conflictos y se cumplan con las normas establecidas en materia de respeto a los derechos humanos de los prisioneros.

..................................

Con información de: Ilich Valdez

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.