Prohíben a burócratas de BC ver o escuchar partidos en jornada laboral

Cancela el municipio de último momento transmisión de partidos del Mundial en pantallas en la Plaza Pública ante la amenaza de una repetidora de TV de demandar si no pagaba 5mp por derechos.

Tijuana

Empleados del gobierno de Baja California no podrán ver ni escuchar los partidos del Mundial de Fútbol, incluyendo los de la Selección Mexicana, durante su jornada laboral, advirtió el gobernador del estado, Francisco Vega de Lamadrid.

No se podrán prender televisores ni radios para sintonizar los partidos, dijo "todos tenemos que cubrir nuestro horario de trabajo y todo mundo sabemos, ¡ni televisión, ni radio, a 'chambearle'! y el gobernador pone el ejemplo, ¿eh?", expresó.

En Ensenada, el ayuntamiento canceló de último minuto la transmisión de los partidos del Mundial Brasil 2014 en pantallas que colocaría en una Plaza Pública, ante la amenaza de una repetidora de televisión de que iniciaría una demanda si no pagaba seis millones de pesos por los derechos.

Este miércoles se hizo público que cualquier persona que no tuviera las condiciones económicas para ver los partidos de futbol podía asistir con su familia a la Plaza Cívica de la Patria.

La pantalla gigante que iban a colocar fue un patrocinio por parte de una empresa de refrescos.

Espectadores que estaban listos para ver el evento se sorprendieron de encontrarse con trabajadores que desmontaban los espacios comerciales que  habían instalado dependencias como el Instituto de la Juventud, de la Mujer y el DIF, para recabar fondos, en lugar de las imágenes de Brasil.

A través de un comunicado la dirección de Comunicación Social informó que no sería posible pasar la programación de los eventos gratuitos que se tenían contemplados.

Explicó que la intención del gobierno del presidente priista, Gilberto Antonio Hirata Chico, era proyectar a través de una pantalla móvil los partidos de la inauguración y los tres primeros de la selección mexicana.

Aunque se trató de negociar con la empresa televisiva fue imposible resolverlo, ya que el propósito era transmitir los partidos en un lugar público y el monto por la exclusividad de los derechos para la exhibición pública es casi imposible de cubrirla, detalló la información oficial.