Anuncian gobierno de Morelos despidos

En su informe de actividades el edil dijo que más de 200 empleados de confianza quedarán sin trabajo. El propósito es adelgazar la nómina y el gasto corriente.
El presidente municipal priistas, Jorge Morales Barud, en su  primer informe de labores.
El presidente municipal priistas, Jorge Morales Barud, en su primer informe de labores. (David Monroy)

Cuernavaca

Más de 200 trabajadores de confianza del gobierno de esta ciudad, serán despedidos durante 2014 para adelgazar la nómina y el gasto corriente, anunció el alcalde, Jorge Morales Barud al confirmar una nueva reestructuración de su gobierno que destinó durante 2013, el 78 por ciento de su presupuesto para el pago de pasivos heredados

Al rendir su primer informe de labores, el priista adelantó que la política de austeridad se mantendrá durante la tercera parte de su mandato municipal, por lo que dio indicaciones para que el área administrativa desaparezca el 30 por ciento del total de la plazas de mandos medios y otros niveles de los 700 trabajadores que están considerados para ser despedidos.

La medida que busca darle mayor margen presupuestal al Gobierno de Cuernavaca, está antecedida con la desaparición de subsecretarías y varias direcciones generales en 2012, sin embargo, de ambas acciones el área contable y de tesorería no pudieron precisar las cifras porque "no contaban con ellas" y porque en esa área este lunes fue su brindis de fin de año.

No obstante, y de acuerdo con los datos aportados por Morales Barud en su informe de labores municipales, la estrategia de recorte permitió que el Gobierno de Cuernavaca tuviera un ahorro del 20 por ciento en el gasto corriente, con lo que aumentó la cantidad de recursos destinados a pagar pasivos derivados de deudas, juicios y desvíos de recursos superiores a los dos mil millones de pesos, heredados por la administración anterior 2009-2012.

Durante 2014, la estrategia de recorte enviará al desempleo a 200 funcionarios de mandos medios lo que representará un ahorro aún no precisado, no obstante busca ampliar la cantidad de recursos para solventar los pasivos, pero también para ampliar la capacidad del Ayuntamiento para hacer obra y fortalecer los servicios públicos, según planteó.

Morales Barud, en su informe al cabildo y a la ciudadanía, dijo que la asfixia financiera sólo permitió a Cuernavaca aportar del presupuesto de 2013, que ascendió a mil 200 millones de pesos, un 18 por ciento a obra y un 14 por ciento a servicios públicos. El resto fue destinado a gasto corriente y pago de pasivos.

Con respecto a las medidas que tomó su gobierno para abatir la corrupción y la legalidad, Morales Barud anunció que un total de 145 trabajadores de diversos nivel, fueron sujetos a procedimientos administrativos porque "no entendieron que la mística de esta administración es cerrarle el paso a la corrupción".

Sobre la búsqueda de los culpables del quebranto financiero que aún mantiene a Cuernavaca con graves deudas y déficit, Morales Barud confirmó que un total de seis denuncias penales de carácter estatal han sido iniciadas en el ámbito estatal, dos más en el federal y se ha judicializado un asunto, concretamente el correspondiente al desvío de 154 millones de pesos, atribuidos al ex alcalde sustituto de la ciudad, Rogelio Sánchez Gatica.