Boicot electoral en Ayutla solo será parcial: UPOEG

La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero aseguró que se impedirá la instalación de las urnas en el caso de la contienda de presidente municipal.

Chilpancingo

La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero aseguró que se impedirá la instalación de las urnas en el caso de la contienda de presidente municipal.

El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Placido Valerio aseguró que el boicot a las elecciones en Ayutla de los Libres será parcial, pues solamente se impedirá la instalación de las urnas en el caso de la contienda de presidente municipal.

Placido Valerio también es candidato del Partido Humanista (PH) a la diputación federal del VIII distrito electoral, que comprende a la región de la Costa Chica.

Explicó que la UPOEG respaldó el acuerdo impulsado por el Consejo Popular de Ayutla, en el sentido de oponerse a la instalación de la casilla para elegir ayuntamiento, en atención a las disposiciones legales que permiten la elección de autoridades por la vía de los usos y costumbres en los municipio que registran más del 60 por ciento de población indígena.

Bajo dicha explicación, señaló que las urnas, en el caso de la elección de gobernador, diputados locales y federales no tendrán problemas para instalarse en Ayutla.

La diferenciación está muy clara, de tal suerte que no habrá un boicot general, sino que solo en el caso de la elección de ayuntamiento, por esa razón es que continuó con su campaña de proselitismo en toda la región.

Placido Valerio reconoció que no es el único candidato que la UPOEG postuló tomando como plataforma política las siglas del PH, son más y buscan diputaciones locales, para efecto de incidir en el diseño de políticas públicas que generen desarrollo verdadero en las comunidades indígenas de Guerrero.

Sostiene que fueron los pueblos originarios los que dieron la pelea contra la delincuencia organizada cuando esta parecía imparable, de ahí que tenga la convicción de que al estar más representados en la cámara baja y en el Congreso local, tendrán más posibilidades de profundizar en el proyecto que impulsan como organización social, no solo como cabeza del principal movimiento de autodefensa que se generó en 2013 en Guerrero,