• Regístrate
Estás leyendo: Boda de Rossy y Nelly, ‘un hecho histórico’
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 18:05 Hoy

Boda de Rossy y Nelly, ‘un hecho histórico’

Tanto la jueza que las casó, sus familiares y las propias novias, llamaron a este encuentro nupcial un evento sin precedentes y que pasará a la historia.

Publicidad
Publicidad

Tras dos años de lucha, finalmente este sábado Rossy y Nelly pudieron contraer nupcias ante la ley mexicana, en lo que la jueza Blanca Treviño Villarreal, encargada de casarlas, denominó como un "hecho histórico" en Nuevo León.

Sin duda, se trata del primer enlace de personas del mismo sexo que se realiza en el estado tras un largo procedimiento legal que las llevó a conseguir el fallo de la Suprema Corte de Justicia. Se espera que tras este primer enlace se empiecen a registrar otros, ya que al menos unas 12 parejas se encuentran listas para dar el esperado "sí".

Acompañadas de unas 60 personas, entre familiares, amigos y demás seres queridos, Rossy y Nelly contrajeron nupcias en las instalaciones de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana. Primero en una ceremonia civil y después por la vía religiosa, siendo la primera de éstas la más esperada y emotiva.

Treviño Villarreal, de la oficialía de San Pedro Garza García explicó que se trata de un hecho histórico para Nuevo León que ha sido muy esperado, no solo por las recién casadas sino también para ella, quien las ha acompañado desde hace más de dos años en todo el proceso legal.

"Esto es un hecho histórico. Es un honor para mí; no esperaba yo esto", aseguró tras declararlas legalmente casadas ante la Ley mexicana.

"Es muy importante porque le abre camino a muchas parejas que están en la misma situación. Yo tengo de 12 a 15 solicitudes de parejas, y tienen derecho a vivir su vida. Esto es un acto que me va a hacer pasar a la historia, tenía que estar aquí. Y me gustaría seguir haciéndolo", prosiguió.

Pero aunque se trató de un hecho histórico, denominado así tanto por la jueza, las propias novias y sus familiares e invitados, el evento en sí no tuvo nada de diferente a cualquier boda que se celebre en la ciudad; la novia de blanco, la otra de traje, y los celulares capturando cada momento mientras las testigos firmaban los papeles que daban fe a la legalidad de este flamante matrimonio.

El proceso, que les tomó más de dos años, reveló como las autoridades estatales bloqueaban los intentos de la pareja de contraer matrimonio. Sin embargo, tras obtener el amparo (hace tan solo unos días) no hubo manera de detener este matrimonio, aún y con los nervios de las mismas novias quienes temían que el estado intentara detener el enlace.

Sin embargo, al parecer recibieron la "bendición" del estado, ya que a la ceremonia acudió representación de la actual administración para corroborar que el enlace se diera de manera correcta, acompañando a la jueza en todo momento.

Rossy y Nelly, tras celebrar su unión de manera legal, se dispusieron a llevar sus festejos a un evento más privado acompañados de sus familiares y demás seres queridos, que de cierta manera estuvieron esperando este momento junto a ellas desde hace ya varios meses.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.