Trabajadores de Educación de Guerrero realizan nuevo bloqueo

Durante una hora bloquearon la zona sur de Chilpancingo para exigir la instalación de una mesa de trabajo. 

Chilpancingo

Por espacio de una hora, trabajadores del nivel superior de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) bloquearon el sector sur de Chilpancingo para exigir la instalación de una mesa de trabajo con la titular del sector en el gobierno estatal, Silvia Romero Suárez.

Los manifestantes son parte de la planta docente y administrativa de las nueve normales públicas de la entidad, además de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), Centros de Actualización del Magisterio (CAM) y Escuelas de Educación Física.

Ellos comenzaron su jornada de lucha desde el martes 29 de abril, ya que indicaron que desde 2013 la SEG no emite las convocatorias correspondientes para mejorar la situación laboral de su personal y en contraste, se sabe una cantidad importante de plazas congeladas indebidamente.

Bajo esta circunstancia, los trabajadores pasaron la noche en el campamento que instalaron en las oficinas centrales de la SEG.

Lograron que se les ofreciera una mesa de trabajo para las 18:00 horas del miércoles 30, sin embargo no se les dijo con qué funcionarios se sentarían a charlar.

Por la incertidumbre decidieron dirigirse al crucero que forman las avenidas Lázaro Cárdenas, Ruffo Figueroa y el boulevard Vicente Guerrero.

“Está la promesa de la mesa de diálogo, sin embargo no sabemos con quien se va a negociar, ni si habrá funcionarios que tengan capacidad de resolución”, señaló el director de la normal Adolfo Viguri Jesús Almazán Juárez.

Reconoció que hubo acercamientos vía telefónica con la secretaria de Educación Silvia Romero Suárez, el secretario general de la sección XIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), José Hilario Ruiz Estrada el asesor del gobernador Ernesto Aguirre, sin embargo  no había nada concreto respecto a quienes los atenderían.

La protesta se mantuvo por espacio de una hora, los manifestantes se retiraron cuando se les garantizó que en la reunión estarían funcionarios con capacidad para resolver sus inquietudes.