Bloquean la carretera federal México-Acapulco

Damnificados por las lluvias en Chilpancingo exigen la introducción de agua potable en la zona, así como la pavimentación del acceso principal como se acordó en abril pasado.

Chilpancingo

Habitantes de la colonia Real del Valle bloquearon durante dos horas la carretera federal México-Acapulco, en el tramo que va de Chilpancingo a la comunidad de Petaquillas para exigir la pavimentación de su acceso principal y la rehabilitación de su red de agua potable, que fueron destrozadas por la tormenta tropical Manuel.

Los vecinos tomaron los cuatro carriles de la vía federal porque señalaron que el ayuntamiento, la Comisión Nacional del Agua (CNA) y la constructora Jomar no cumplieron con lo pactado en materia de introducción de agua potable ni en la pavimentación del acceso principal.

En abril pasado realizaron un primer bloqueo a la carretera, lo que motivó que el alcalde Mario Moreno Arcos se presentará en el lugar, tras escucharlos aceptó firmar una minuta de acuerdos.

A tres meses de distancia, los vecinos señalan que nada de lo pactado se cumple, por esa razón es que volvieron a cerrar la circulación.

Los daños al acceso principal del fraccionamiento y su red de agua potable fueron dañados severamente por las precipitaciones del 14, 15 y 16 de septiembre.

En realidad los desperfectos se arrastraban desde la entrega de las viviendas, porque la empresa Jomar, que originalmente tenía otra razón social ejecutó una obra de mala calidad.

"Nos dicen que ya se declaró en quiebra para no responder, pero nosotros tenemos la determinación de agotar todas las instancias necesarias para que se nos cumpla, porque las viviendas que habitamos se pagaron, de ninguna manera son un regalo", señaló Miguel Zavaleta Hernández, uno de los vecinos afectados.

Respecto a la posibilidad de que el ayuntamiento de Chilpancingo declare no tener competencia en el asunto, por tratarse del incumplimiento de una empresa particular, el vecino señaló que fue el municipio quien otorgó el permiso para la construcción de las viviendas, por lo que de ninguna manera se puede desentender del caso.

La protesta movilizó a personal de la Policía Federal (PF), además de personal del ayuntamiento de Chilpancingo que ya solicitó el desistimiento de parte de los vecinos, quienes reclamaron la presencia del alcalde Mario Moreno Arcos.

El bloqueo se desactivó alrededor de las 10:30 horas, al principio hubo un cierre total de la circulación, pero ante la desesperación de los automovilistas, los vecinos acordaron que el bloqueo adquiriera un carácter intermitente, lo que impidió desahogar poco a poco el congestionamiento vehicular.