Normalistas liberan caseta de peaje en Autopista del Sol

Los egresados de la Normal Rural de Ayotzinapa mantuvieron el control durante más de tres horas en demanda demanda de que les asignen plazas de trabajo.

Chilpancingo

Egresados de la Normal Rural de Ayotzinapa tomaron la caseta de peaje de Palo Blanco, en la Autopista del Sol para exigir la asignación de plazas y el desistimiento de por lo menos 15 averiguaciones previas.

Desde las 10:00 horas del martes 25 de agosto, un grupo de egresados de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos llegó a la caseta de cobro de la Autopista del Sol, en el lado sur de Chilpancingo.

Se hicieron del control de los módulos de peaje y permitieron el paso libre de los automovilistas, dando a conocer que la protesta tenía relación con la lucha que comenzaron para reclamar la asignación de plazas.

También, pidieron la instalación de una mesa de trabajo con la Secretaría General de Gobierno y la Fiscalía General del Estado (FGE), para plantear el desistimiento de por lo menos 15 averiguaciones previas integradas en contra de sus compañeros.

Las querellas, indicaron que se han promovido a partir del movimiento encaminado a reclamar la presentación con vida de sus 43 compañeros desaparecidos en Iguala, tras los ataques armados del 26 de septiembre.

La presencia de los egresados movilizó a policías antimotines habilitados con equipo antimotín, quienes de manera clara superaban a los egresados de Ayotzinapa.

Por eso, apenas una hora después de que se instalaran en la caseta de cobro decidieron retirarse, abordaron los camiones que mantienen bajo su control y regresaron a la cabecera municipal para apoderarse de oficinas de la Secretaría de Educación Guerrero.

Mientras los de Ayotzinapa se manifestaban en el lado sur,

estudiantes de diferentes normales públicas desalojaron a los trabajadores de la Subsecretaría de Educación Guerrero (SEG), en la coordinación regional Centro.

Los empleados acataron la indicación de abandonar el inmueble sin ofrecer resistencia, con la intención de evitar cualquier confrontación con los jóvenes, que también reclaman la asignación de plazas.