PF desaloja a manifestantes de Autopista del Sol; hay 43 detenidos

Durante el desalojo, algunos de los manifestantes se enfrentaron con los agentes para tratar de evitar que los replegaran.
Los transportistas planeaban continuar con el bloqueo en la Autopista del Sol, el cual ya tenía más de 10 horas.
Los transportistas planeaban continuar con el bloqueo en la Autopista del Sol, el cual ya tenía más de 10 horas. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Elementos de la Policía Federal desalojaron a los manifestantes que desde hace más de 10 horas mantenían bloqueadas las principales entradas de Chilpancingo, en la Autopista del Sol.

Fue alrededor de las 20:00 horas que los agentes antimotines empezaron a replegar a los transportistas y otros inconformes, quienes continuarían con el bloqueo al no obtener respuesta de las autoridades para una mesa de diálogo.

Durante el repliegue hubo varias confrontaciones de los manifestantes con los elementos federales, por lo que 43 personas fueron detenidas, entre ellas Ismael Cástulo Guzmán, principal dirigente de los inconformes, quien denunció la desaparición de 40 de sus compañeros.

Luego de casi una hora de tensión en la entrada norte de la capital de Guerrero, los agentes aseguraron varios vehículos, pues dijeron que tenían reporte de robo e incluso había armas de fuego en su interior.

Aunque la jornada de bloqueos la comenzaron los transportistas de la Unión de Permisionarios de Chilpancingo (UPECH), quienes resistieron la embestida policiaca, fueron los integrantes de la Unión de Pueblos de la Sierra, que encabeza Ismael Cástulo Guzmán, los que se enfrentaron a los policías.

Los sierreños se replegaron hacia la colonia Capellanía, en donde quemaron el pastizal de un campo de futbol, con la intención de contener el avance de los federales, pero en ese lugar fueron alcanzados por los agentes, quienes los sometieron y trasladaron hacia las patrullas de la corporación, para después formarlos y canalizarlos hacia las instalaciones de la Universidad Policial (Unipol).

Ismael Cástulo Guzmán dijo que apenas regresaba de una reunión con Rafael Lomelí, coordinador de la Policía Federal en el estado, con quien ya habían acordado la liberación de las entradas a la ciudad.

"Ya íbamos a liberar, pero llegaron los federales y comenzaron el desalojo, no pudimos contener la agresión", aseguró.

Durante el desalojo, los manifestantes destrozaron una patrulla y lesionaron a cuatro elementos federales al dirigirse al punto conocido como El Tecuán, en el sur de la ciudad.