PF desaloja a maestros de Autopista del Sol

Después de dialogar con integrantes del SNTE y trabajadores estatales que exigían el pago de salarios retenidos, elementos federales los retiraron de la autopista.

Chilpancingo

A las 18:00 horas elementos de la Policía Federal desalojaron la salida sur de Chilpancingo en la Autopista del Sol, replegando a maestros y personal administrativo que exigían la liberación de sus salarios correspondientes a la segunda quincena de enero.

La operación policiaca fue ejecutada bajo la coordinación del comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, y el comandante 'Espartaco', quienes por espacio de dos horas dialogaron con los dirigentes sindicales para solicitar la apertura de la carretera, que permanecía cerrada desde las 14:40 horas.

Aunque el desalojo se desarrolló en menos de diez minutos, los integrantes Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación resistieron la presión que se ejerció sobre ellos para reabrir la circulación en la principal vía de comunicación que se tiene con el puerto de Acapulco.

Los maestros estaban respaldados por personal del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero, quienes se negaron a permitir que su dirigente Adolfo López dialogara solo con los mandos policiacos bajo el argumento de que sería objeto de amenazas.

"Solo pedimos que nos paguen nuestros salarios y nos retiramos, no queremos nada más", decían de manera insistente los trabajadores del sector educativo al comandante 'Espartaco', quien les dijo en todo momento que estaban cometiendo un delito por cerrar una vía federal.

En el lugar estuvo el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Ramón Navarrete Magdaleno, quien solicitó a su personal que tomara fotografías de los hechos para que éstos quedaran debidamente documentados.

Aunque hubo resistencia por parte de los maestros y administrativos, a las 18:20 horas los policías federales tenían el control de la entrada sur de la capital de Guerrero, mientras que en la retirada los integrantes del SNTE advirtieron que "esto no termina aquí", pues aseguraron que volverían.