Bloquean caseta de cobro carretero en Ensenada

Los transportistas de materiales pétreos exigen la reconstrucción de de la autopista Tijuana-Ensenada que se colapsó en diciembre pasado

Ensenada

Transportistas de materiales pétreos bloquearon la caseta de peaje de San Miguel, cercana al tramo de la autopista Tijuana-Ensenada que se colapsó en diciembre pasado, para exigir a la empresa constructora Makro, que contrate mano de obra en Ensenada, ya que ahí se ejecuta la obra de reconstrucción.

Desde las primeras horas de este martes los trabajadores del volante encabezados por el secretario de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Santana Romero Maya, se apostaron en la caseta de Caminos y Puentes Federales (Capufe) con sus camiones tipo dompe, donde informaron que meses antes ofrecieron el servicio de acarreo a la compañía, quien aceptó pero bajo distintas condiciones.

Entre ellas, que el vehículo se encuentre en excelentes condiciones como en tapicería, neumáticos, entintados, que no tenga fuga de aceite ni otros combustibles y que esté asegurado. Por otro lado les ofrecieron 200 pesos por viaje.  

Los traslados consisten llevar piedra de varios tamaños desde dos bancos de materiales pétreos desde una distancia de hasta seis kilómetros, sin embargo, la empresa que Aldesem, que anteriormente trabajaba en el sitio, les pagaba hasta 350 pesos.

"Con eso no alcanza ni para las llantas, a como están los precios de los combustibles", reprochó el secretario.

Tras varias reuniones y ante la negativa de Makro en llegar a un acuerdo, los compañeros del gremio estuvieron de acuerdo en reaccionar por lo que advirtieron que no cesarán los bloqueos hasta que la empresa pague un precio justo por el trabajo.

A las 17:00 horas de este martes una comitiva de transportistas se reunió con técnicos de Capufe y de la compañía Makro,en la ciudad de Tijuana donde esperan llegar a una solución. 

El dirigente de la SCT hizo un llamado al sector empresarial para que se sumen y que una parte de la inversión, superior a los 600 millones de pesos que costará la obra de la autopista, se quede en la distribución de productos y servicios de la ciudad.

Hasta el  momento la empresa que abastece la obra, es Cementos Mexicanos (Cemex) que fueron los únicos que intentaron pasar por la caseta.