• Regístrate
Estás leyendo: Bears in the Kitchen, negocio en familia al lado de la parrilla
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 02:12 Hoy

Bears in the Kitchen, negocio en familia al lado de la parrilla

Óscar y Raúl Aguilar,

Publicidad
Publicidad

No son solo los grandes supermercados o marcas que se han beneficiado con el interés de los regiomontanos por la carne asada, y las nuevas tendencias que hay alrededor de este rito.

Existen influencers, bloggeros, y demás personalidades que han sabido incluir su interés por la cocina y el asador en su vida profesional, haciéndose de ingresos y trabajo a partir de esto. Tal es el caso de Óscar y Raúl Aguilar, de Bears in the Kitchen.

Los dos hermanos empezaron a subir sus videos a internet preparando sus platillos, y cinco años después lo han convertido en una empresa.

Óscar Aguilar, en entrevista para MILENIO Monterrey, explicó que tuvieron suerte de llegar al segmento previo al boom de bloggeros y justo en el momento en que la gastronomía del asador se estaba volviendo más sofisticada.

“A los dos años apostamos a invertirle a hacerlo más formal, decidimos enfocarnos al proyecto a tiempo completo y estamos consolidando diferentes estrategias de negocio respondiendo a las demandas o necesidades del mercado”, detalló Aguilar.

Es decir; se están concentrando en crear contenido (vía redes sociales, youtube), catering de eventos y ahora su línea de productos relacionados a la parrilla, que venden tanto por catálogo como en línea, o carnicerías y boutiques.

Esto los ha llevado a trabajar con marcas y empresas como Carnes Ramos, Miller Lite, Sigma Alimentos, Webber, NFL, Nutrioli, entre otras, y a dedicarle todo su tiempo a su negocio.

“Es una industria que siempre ha existido en México, pero ahora con las redes sociales y la tecnología es más fácil vincularse con personas que tienen los mismos intereses”, dijo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.