Bloquearon carretera Puebla-México durante ocho horas

Pobladores de Ixtapaluca y Chalco cerraron la vialidad en sus cuatro carriles para exigir ser atendidos tras las inundaciones que sufrieron por las lluvias.
Los manifestantes cerraron los cuatro carriles de la autopista.
Los manifestantes cerraron los cuatro carriles de la autopista. (Gabriel Ortega)

Ciudad de México

Habitantes de los municipios de Ixtapaluca y Chalco, Estado de México, bloquearon por más de ocho horas los dos sentidos de la autopista México-Puebla, en protesta por las inundaciones que las lluvias de las últimas horas ocasionaron en calles y casas de varias colonias de esas localidades, donde en algunos puntos el nivel del agua superó los 50 centímetros de altura.

El cierre de esta vía que comunica a la Ciudad de México con la Angelópolis generaron congestionamiento vehicular, ya que cientos de automóviles se quedaron varados formando largas filas que se extendieron a unos cinco kilómetros por cada sentido, por lo que la circulación tuvo que ser desviada por vías alternas para evitar mayores afectaciones.

Un fuerte aguacero que cayó la noche del lunes y madrugada del martes en la zona oriente del Valle de México causó inundaciones en calles y cientos de casas de unas 15 colonias de los municipios de Chalco e Ixtapaluca, donde en algunos puntos el nivel del agua superó el medio metro de altura debido a que la red de drenaje resultó insuficiente.

Ante ello, la noche del lunes, un grupo de residentes del municipio de Chalco bloquearon por más de cuatro horas la autopista México-Puebla. La mañana de ayer, habitantes de esa demarcación y de Ixtapaluca también cerraron por más de ocho horas la circulación en esa misma arteria, para exigir a las autoridades estatales y municipales apoyo para desalojar el agua estancada en el interior de sus casas.

En el municipio de Chalco la mayor afectación se registró en las colonias Emiliano Zapata, Culturas de México, Covadonga, Jacalones, Unión de Guadalupe, Jardines de Chalco, Santa Cruz, San Antonio Amanalco y Tres Marías, entre otras, donde el nivel del agua superó, en algunos puntos, el medio metro de altura.

Los vecinos señalaron que las autoridades locales les prometieron ayuda para desalojar las aguas negras de sus viviendas, pero aseguraron que nunca llegó el apoyo, por lo que decidieron bloquear la autopista hasta la madrugada.
De acuerdo con autoridades municipales, la noche del lunes cayó una de las lluvias más intensas que se han registrado en la localidad, por lo que en poco tiempo el agua pluvial saturó las redes del drenaje, que resultó insuficiente, ocasionando que las aguas negras brotaran por las coladeras de calles y viviendas de varias colonias.

Aunque el ayuntamiento aún no tiene una cifra exacta sobre el número de domicilios afectados, estimaciones señalan que son alrededor de 500 casas de unas 14 colonias ubicadas en la parte baja del territorio municipal, que son las más susceptibles de sufrir inundaciones cada temporada de lluvias.

"Cada año es lo mimo, las autoridades no vienen a ayudarnos, se pavonean diciendo que sí llegó la ayuda, pero eso no es cierto. Ustedes pueden ver las calles llenas de aguas negras porque de las coladeras sale toda la porquería", indicó una vecina de la colonia Emiliano Zapata.
"Cada temporada de lluvias ya sabemos que nos vamos a inundar porque aunque las autoridades dicen que arreglaron el drenaje, el agua negra se regresa y brota por las coladeras de nuestras casas; todo es un desastre", agregó.

Otro residente, que con el apoyo de una pala y varias cubetas desaloja el agua del patio de su casa manifestó: "El agua aquí casi nos llega a las rodillas, son aguas pestilentes y nadie viene a ayudarnos; siempre es lo mismo. Ahora el presidente -Francisco Osorno Soberón- se esconde para no mandarnos la ayuda necesaria, ni siquiera algo para prevenir enfermedades en ojos y gastrointestinales, aunque respiramos pura suciedad".
Autoridades locales indicaron que las alcantarillas del drenaje general de la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) se taparon por el exceso de basura que arrastró el agua, obstruyendo las salidas de las aguas pluviales, provocando que el agua se acumulara entre 30 y 50 centímetros en las colonias referidas.

Personal de la CAEM logró destapar las alcantarillas a las tres de la mañana y desde ese momento empezó a fluir el agua hacia el drenaje profundo del río La Compañía. A las cuatro de la mañana el nivel del agua empezó a bajar.
En Ixtapaluca, el aguacero afectó las colonias Alfredo del Mazo y 20 de Noviembre, principalmente, donde se presentaron encharcamientos e inundaciones en calles y casas.

A las 9:30 horas de ayer, más de 100 vecinos de dichas colonias cerraron la circulación en los dos sentidos de la autopista México-Puebla, en los kilómetros 27 y 29, a la altura de la Gasolinera "Que Chula es Puebla".

Asimismo, vecinos de la colonia Culturas de México, de Chalco, cerraron la avenida Solidaridad ante la falta de apoyo del ayuntamiento.
Los manifestantes aseguraron que desde hace más de 15 años sufren inundaciones cada temporada de lluvias, por lo que exigieron la presencia del alcalde Francisco Osorno, quien nunca se presentó.

Los manifestantes señalaron que las autoridades sólo acudieron a las calles Purépechas, Texcaltlipoca, Tlaxcaltecas, Chalchitecuitle, pero no ayudaron en nada. "Tenemos el agua a más de 30 centímetros de altura y nadie nos ayuda a desalojarla, sólo sacaron el agua del DIF, pero en nuestras casas no hacen nada, por eso decidimos cerrar esta vialidad, para ver si así nos ayudan".

Recordaron que en la pasada administración municipal fue colocado un sistema de drenaje en la avenida Texcaltlipoca, pero que no sirvió de nada, porque las inundaciones continúan. "Para qué tantos millones de pesos en obras si no funcionan, porque otra vez el agua se metió a mi casa e inundó todo. Se perdieron todos mis muebles y electrodomésticos y ahora quién me los va a pagar",, manifestó una de vecina de la colonia Culturas de Chalco.

Al igual que ella, cientos de familias aseguraron que perdieron todas sus cosas, incluso algunos propietarios de establecimientos comerciales manifestaron que el agua echó a perder su mercancía.

Por la tarde del martes, algunas viviendas seguían anegadas, por lo que autoridades estatales y locales comenzaron a desalojar el agua en las colonias Culturas de México y Jacalones, mientras que en otras, donde el nivel ya había descendido, se procedió a realizar la limpieza de calles, casas y cisternas.

Los vecinos del municipio de Ixtapaluca, cuyas colonias se ubican a un costado de la autopista México-Puebla, señalaron que las inundaciones en calles y casas rebasaron los 40 centímetros de altura.

Por el cierre de la autopista México-Puebla, los conductores y usuarios del servicio público de pasajeros fueron canalizados desde San Marcos Huixtoco hacia la carretera libre México-Puebla y en la salida del Distrito Federal la circulación fue desviada hacia Los Reyes La Paz para llegar a Puebla, por la carretera libre.

Funcionarios estatales y municipales, así como de Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe), acudieron al lugar del bloqueo para entablar una mesa de diálogo y convencer a los inconformes de liberar la vialidad.

Le informaron a los afectados que cuadrillas de trabajadores y camiones vactors ya estaban laborando en los puntos de inundación.
De acuerdo con un censo realizado por el sistema municipal para el Desarrollo Integral de la Familia, se estableció que en la colonia Alfredo del Mazo hay 291 viviendas afectadas, en las que el nivel del agua alcanzó hasta los 70 centímetros, mientras que en la 20 de Noviembre han sido contabilizadas 62 casas.

Asimismo, se cuantificarán las pérdidas materiales, que principalmente consistieron en camas, colchones, salas, ropa y electrodomésticos.
Personal del Organismo Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OFAPAS), en coordinación con Capufe realizaron trabajos para desalojar las aguas pluviales en la zona afectada.

Fue hasta las 15:35 horas de ayer que los manifestantes liberaron la autopista en dirección a estado de Puebla y 20 minutos después hacia el Distrito Federal, luego de llegar a un acuerdo con autoridades para resolver el problema de las inundaciones en esa zona.
El ODAPAS informó que continuarán con los programas de mantenimiento y desazolve en canales como el de La Cotera, que cruza por debajo de la autopista México-Puebla, en el kilómetro 31+120.

Indicó que después del desagüe, personal de ese organismo realizará un recorrido con los vecinos de la colonia Alfredo del Mazo para verificar el sistema de drenaje y sus conexiones, además de gestionar ante la CAEM el cambio del equipo de bombeo en los cárcamos.
Para la colonia 20 de noviembre, dijo, se gestionará ante la CAEM el cambio de la red de drenaje que actualmente resulta insuficiente para las familias.

Por su parte, Capufe se comprometió a realizar la conexión de tubería de 1.52 centímetros de diámetro que enlaza a la autopista, del último registro de la calle Santa Bárbara hacia la segunda lumbrera dentro de las instalaciones del cárcamo.

También ofreció instalar dos equipos de bombeo en el cárcamo Santa Bárbara, con una capacidad de 450 y 250 litros por segundo, colocando la instalación de tubería para descarga al canal de la compañía.

Luego de los acuerdos firmados entre Guadalupe Sánchez Gante, gerente de Planeación de Capufe; Luis Enrique González Soto, director del ODAPAS; Manuel Alejandro Espinosa Macías, residente de la obra de la autopista en su segunda etapa y por parte del gobierno del Estado de México, Edgar Reveles Andrade, así como una comisión de vecinos de las colonias afectadas, fue reabierta a la circulación la autopista México-Puebla en su totalidad.

Autoridades instalaron módulos de atención médica para la aplicación de las vacunas correspondientes en este tipo de contingencias, además aseguraron que se mantendrán alerta durante los siguientes días, porque se prevé que continuarán las lluvias.