Liberan a mujer que fue confundida con una autodefensa en Guerrero

El juez que conoce de la causa determinó que no había elementos suficientes para dictar el auto de formal prisión contra Aura Molina. 

Chilpancingo

El juzgado Cuarto de Primera Instancia en el Ramo Penal dictó auto de libertad a favor de la señora Aurora Molina González, hermana del promotor de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) en Tixtla, Gonzalo Molina González.

A las 13:45 horas del martes 25 de marzo, el juez de la causa estableció que no había elementos suficientes para dictar el auto de formal prisión y someter a proceso a la mujer, detenida la madrugada del miércoles 19 en el barrio del Fortín, en la cabecera municipal de Tixtla.

En consecuencia determinó la libertad incondicional para la señora Molina González, quien permanecía en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Acapulco hasta entrada la tarde.

El ayuntamiento de Tixtla, que es la parte acusadora presentó como pruebas de cargo un par de fotografías en las que se mira una mujer de espaldas y de perfil, en ellas no se acredita plenamente que Molina tomará parte del enfrentamiento que se suscitó el 26 de agosto de 2013 en la entrada del Palacio Municipal.

En consecuencia, no se afianzó la acusación por los delitos de terrorismo, lesiones, robo y privación de la libertad, que son los que mantienen a su hermano, Gonzalo Molina preso en el penal federal de Oaxaca.

En un documento enviado al Poder Judicial de Guerrero, el síndico David Martínez Valladares reconoció que no había pruebas contundentes del involucramiento de la hermana del promotor de la CRAC en los hechos del 26 de agosto, cuando el jefe de la Policía Preventiva municipal, Rubén Reyes Zepeda recibió un machetazo en el brazo derecho y dos elementos fueron despojados de un par de rifles de alto poder.

Roberta Campos, asesora educativa de la CRAC sostuvo que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se equivocó al emitir la orden de aprehensión contra Aurora, pues en realidad buscaban a su hermana Claudia, quien sí forma parte de la Policía Comunitaria (PC) y estuvo en el enfrentamiento del 26 de agosto.

Hegel Mariano Ramírez, abogado del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, informó que la resolución del juzgado confirma que la orden de aprehensión ejecutada contra la señora Aurora nunca debió existir, pues no estaba fundamentada en la ley.

Explicó que la orden de aprehensión se emitió con base a un informe de la Policía Preventiva que solo se sustentaba en fotografías, lo que impidió que se iniciara el proceso judicial correspondiente y abrió el paso para el auto de libertad.

El abogado comentó que los integrantes del cabildo de Tixtla ya emitieron algunas señales encaminadas a retomar el dialogo y resolver las diferencias que tiene con la CRAC, lo que ha generado un ambiente de tensión desde abril de 2013, cuando se consolidaron los grupos de Policía CVomunitaria que surgieron en Acatempa, Zacatzonapan, El Troncón, Tecolcintla y el barrio del Fortín.

La detención de Aurora se registró en una incursión de más de 500 policías y militares en el barrio del Fortín, mismo que derivó en un enfrentamiento a pedradas con pobladores y estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.