Investiga auditoría de Hidalgo a municipios

Sin comprobar gastos Santiago de Anaya y Progreso, dice la Auditoría del estado. Control interno tiene una eficiencia de apenas 12 por ciento en los municipios del estado
Investiga auditoría de Hidalgo a municipios
Investiga auditoría de Hidalgo a municipios (Milenio)

Pachuca

Los gobiernos municipales de Santiago de Anaya y Progreso de Obregón serán sometidos a un proceso administrativo resarcitorio debido a que en la cuenta pública de 2012 no comprobaron al cien por ciento sus gastos, informó Rodolfo Picazo Molina, auditor superior del estado, quien destacó que aunque para 2014 las irregularidades disminuyeron alrededor de 25 por ciento, el control interno tiene una eficiencia de apenas 12 por ciento en los municipios.

En la cuenta pública de 2012, dijo, solamente hubo dos municipios que no comprobaron al 100 por ciento lo que tenían pendiente, por lo que la ASEH ha iniciado procesos que pueden ser de sanción, resarcitorio, e incluso pueden haber denuncias. 

Para el caso de estos dos municipios que son Santiago de Anaya y Progreso de bregón, “estamos integrando el expediente técnico y en unos 15 días hábiles se llevará a cabo el procedimiento administrativo resarcitorio”, indicó Picazo, el cual tiene pendientes alrededor de cuatro millones de pesos.

En el caso de Progreso de Obregón, explicó que se trata de un municipio en el que se trabaja sin presupuesto, que no existe porque no se pone de acuerdo la asamblea. 

“Es muy fácil no sesionar, no aprobar un presupuesto (de egresos) y nos vamos con el anterior, la ley es tan bondadosa que les permite llevar a cabos sus gastos de inversión pública como ellos quieran”, señaló el auditor. 

Los municipios de Huejutla y San Felipe Orizatlán tienen observaciones de tipo administrativo, refirió Picazo, ya que “en Huejutla hubo observaciones por nueve o 12 millones, de los cuales eran algo así como siete millones para terminación de obras o ampliación de metas que la Auditoria Superior de acuerdo con las pruebas de laboratorio no estábamos conformes”. 

En 2012, estuvieron fuera de regla 116 millones de pesos “de los cuales 67 millones fueron de recuperaciones, de ellos 56 millones se recuperaron con la intervención de la auditoria para terminación de obras y ampliación de metas. Hubo siete millones de reintegros que regresaron a las cuentas de los municipios, lo demás es por documentación comprobatoria”,detalló. 

“Antes de que entre la Auditoria Superior del Estado, primeramente tiene que entrar su contraloría interna que le tiene que responder al cabildo donde están representados todos los partidos políticos, ahí tienen que rendir primeramente esas cuentas. Se supone que debe hacer un trabajo previo para prevenir estas irregularidades. 

Con el control interno vamos a abatir todo ese tipo de irregularidades”, aseguró.

La rendición de cuentas debe acompañarse de la transparencia, sostuvo el titular de la ASEH.

“Como no hay transparencia, en los municipios la gente piensa que hay mucho dinero pero no es cierto porque no todo el presupuesto lo pueden ocupar pues llega etiquetado”. 

Es por ello que la ASEH trabaja de manera coordinada con la Secretaría de Contraloría y Transparencia Gubernamental, así como el Instituto de Acceso a la Información Pública para que se transparente todo lo que se ejerza en los municipios. 

En cuanto a los costos que pudieran estar “inflados” para las obras que se llevan a cabo en los municipios, indicó que la ASEH cuenta con un catálogo federal sobre costos “y si hay una irregularidad en los precios, el municipio debe explicarlo ante la Auditoria Superior”.