Atacan Comisión de Transportes en Guerrero

Transportistas denunciaron que el titular de la Comisión Estatal de Transporte y Vialidad dio 180 concesiones de manera irregular, por lo que exigieron su destitución.
Los manifestantes apedrearon y lanzaron bombas molotov contra la Comisión Estatal de Transporte y Vialidad.
Los manifestantes apedrearon y lanzaron bombas molotov contra la Comisión Estatal de Transporte y Vialidad. (Cuartoscuro)

Chilpancingo

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Transportistas Independientes de Guerrero (CETIG) realizaron pintas, apedrearon y lanzaron bombas molotov contra la Comisión Estatal de Transporte y Vialidad (CETyV), de cuyo titular, Juan Larequi Radilla solicitaron la destitución por liberar 180 concesiones de manera irregular.

Los transportistas llegaron encabezados por Juan Mendoza Tapia, quien explicó que lo radical de la acción se debió a que el 6 de mayo el director de Transportes liberó 180 órdenes de pago para concesión de Urvan que van a circular en Chilpancingo.

Indicó que la liberación de dichas órdenes de pago benefició a personas que no están relacionadas con el sector transporte, pese a que todas las rutas están saturadas.

Recordó que la CETIG ya había pactado con el director Larequi Radilla la realización de una depuración pública, para efecto de que las concesiones que se otorgaran beneficiaran a los verdaderos trabajadores del volante.

"Nosotros estamos seguros de que si nos vamos a una depuración, todos nuestros compañeros van a resultar con una antigüedad superior a los demás, ya que se trata de gente que solamente ha hecho negocio con el sector", destacó.

Señaló que Larequi Radilla es un funcionario que sirve a los intereses del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, por esa razón de manera constante boicotea las negociaciones que impulsa el actual jefe del Ejecutivo local, Rogelio Ortega Martínez.

Solicitó la destitución de Larequi y demandó que se le ponga a disposición de las autoridades, ya que al parecer tiene vínculos con grupos de delincuentes que en los últimos años se infiltraron al sector transportes.