• Regístrate
Estás leyendo: "Asústame panteón" seduce a catrinas y catrines
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 05:03 Hoy

"Asústame panteón" seduce a catrinas y catrines

La organización del Concurso de Catrinas y Catrines fue parte de la formación que reciben jóvenes universitarios para tener una opción de emprendimiento.

1 / 3
Publicidad
Publicidad

Entre la diversidad de actividades que se realizan con motivo del Día de Muertos, se efectuó el Concurso de Catrinas y Catrines "Asústame panteón", para que estudiantes de la Universidad de Londres campus Vértiz aprendan a organizar eventos, como parte de su preparación y opción de emprendimiento.

En un escenario en color negro, entre telarañas y sus tejedoras de plástico, esqueletos en cartón y en papel picado, máscaras, confeti y cajas representativas de tumbas, en "La caja negra", nombre del auditorio, se presentaron catrinas y catrines y algunos otros entes que dieron a conocer su inspiración para su respectivo disfraz.

TE RECOMENDAMOS: Catrinas desfilan en la CdMx

Los concursantes, más de diez, también bailaron y algunos entonaron canciones como Shaky Shaky, Rico Manelyk y el Noa, Noa, entre otras, seleccionadas por el DJ Olaf Ramírez, en presencia de un público festivo.

En el escenario y abajo de éste yacían los ataúdes en cartón de los desaparecidos cantautores Juan Gabriel y Joan Sebastian, así como el de Margarito y hasta el de "Mis calificaciones".

El concurso, impulsado por el profesor Antonio Lezama, que imparte la clase de Eventos y Convenciones, lo ganó Joaquín García, alumno del tercer cuatrimestre de Turismo, a quien solo vestirse y maquillarse como catrina le llevó hora y media, y hacerse su vestido, una semana.

Una gran caja con globos llegó como premio a las manos del triunfador, quien tiene 20 años de edad. Ahí estaba contenido un papel que lo hace acreedor a un viaje de prácticas a Jalcomulco, Veracruz.

El segundo lugar lo obtuvo un catrín, Ángel Cota Estrada, del cuatro cuatrimestre de Turismo.

La singularidad de su personaje estuvo en el rostro, cubierto con imitaciones de diamantes, pegados, y que le llevó dos horas adherirlos, con ayuda. Además utilizó pupilentes blancos, que contrastaban con el negro pintado alrededor de los ojos.

Pan de muerto, chocolate y café, elaborados en la propia institución, se sirvieron durante el concurso, en el que participaron alumnos y maestros. Al final también se llevó a cabo una rifa.

MSP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.