Pacificar Guerrero, primer gran reto reconoce Astudillo

El gobernador electo reconoció que hay zonas de alto riesgo, como la Norte y Tierra Caliente.

Chilpancingo

El gobernador electo, Héctor Astudillo Flores anticipó que las primeras acciones al tomar protesta como jefe del Ejecutivo local irán encaminadas a pacificar Guerrero, lo que pasa por recuperar las zonas que actualmente controla el crimen organizado.

En Chilpancingo, Astudillo Flores sostuvo que entre sus principales compromisos, de cara al cambio de gobierno es entrar en una ruta de trabajo que permita la pacificación de la entidad.

Eso pasa por atender los problemas más delicados que actualmente enfrenta la entidad, entre ellos lo relacionado con la inseguridad pública, la búsqueda de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y los problemas que derivan de la existencia de grupos de autodefensa confrontados entre sí.

En el caso del combate al crimen organizado, el gobernador electo comentó que tiene un panorama claro de lo que sucede en la Montaña baja, particularmente en la zona de Chilapa, además de los municipios de Cocula, Teloloapan, Arcelia y Pungarabato, en las regiones Norte y Tierra Caliente.

En esas zonas, la fuerza que actualmente prevalece es la de la delincuencia organizada, pese al despliegue de más de 10 mil elementos de seguridad, entre militares, policías federales y del estado.

Astudillo destacó que hay un monitoreo de las diferentes regiones de la entidad, por lo que buscará que se incremente la coordinación con el gobierno federal, ya que sola, la administración estatal no podrá hacer gran cosas frente a dicho flagelo.