"No queremos que se derrame más sangre": hijo de alcalde de Chamula

Armando, el hijo del alcalde Domingo López González, acudirá a la cabecera municipal junto con pobladores de 120 comunidades, para exigir justicia por la muerte de su padre.
El gobernador Manuel Velasco Coello, junto con dos personas, llegó al funeral a las 4:30 de la tarde.
El gobernador Manuel Velasco Coello, junto con dos personas, llegó al funeral a las 4:30 de la tarde. (Twitter @VelascoM_)

Chiapas

Armando, el hijo del alcalde Domingo López González, de San Juan Chamula, quien fue asesinado el sábado en la presidencia municipal, no soltaba la bala que mató a su padre.

"Ya no queremos que se derrame más sangre", expresó ante una multitud que velaba el cuerpo del presidente municipal.

En el municipio el mercado al aire libre que mujeres y hombres instalan cada domingo se suspendió. En la plaza central los últimos rastros de sangre que quedaba de los cuerpos se deslavaron, tras la intensa lluvia que no cayó durante toda la tarde. Pocos turistas ingresaban a la iglesia para observar a los indígenas tzotziles, quienes realizaban la limpieza, rezos y cantos.

A 30 minutos de la cabecera municipal, en la comunidad de Yutniotic, un lugar rodeado de árboles y de montañas, velaron el cuerpo de Domingo López González, el alcalde del Verde. Sobre su féretro, familiares colocaron listones de colores —que representa la jerarquía—, un sombrero y una bolsa de cuero que llevaba a todos lados.

Bajo el ataúd había tres botellas de posh —bebida de aguardiente tradicional de la región— que fueron regaladas por tres comunidades; mientras, la música norteña y de mariachis sonaba.

Armando exigió justicia para su padre y dijo que el jueves viajará a la cabecera municipal, junto con pobladores de 120 comunidades, para hacerlo.

Dos kilómetros antes, el cuerpo de Miguel López Gómez, de 38 años, fue velado con música de arpa y guitarra. Al féretro se aferraban sus hijas, quienes lloraron su partida.

Uno de sus hermanos dijo que Miguel era guardaespaldas del alcalde, que le pedía que lo acompañara a reuniones en diversas comunidades del municipio.

Era albañil y era el único proveedor de su familia, por lo que pidieron una pensión para las tres hijas, quienes estudian la preparatoria, secundaria y primaria.

En la cabecera municipal, el féretro de Narciso Lunez Hernández, el síndico municipal asesinado, estuvo acompañado de mariachis, quienes cantaron desde San Cristóbal de Las Casas hasta el municipio, donde se localiza su domicilio. Y en la comunidad de Yaalichín, el cuerpo de Ernesto Pérez Pérez, chofer del presidente municipal, fue velado por su familia.

Cerca de las 4:30, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, arribó a la vivienda de Domingo, acompañado por el presidente del Congreso local, Eduardo Ramírez Aguilar, y el senador Yamil Melgar Bravo, todos del partido Verde.

A todos los obligaron a tomar posh, mientras los hijos Domingo clamaron justicia para su padre. A 48 horas de los cinco homicidios, en San Juan Chamula, la población busca regresar a sus actividades cotidianas. Mujeres, hombres, niñas y niños persiguen a los turistas para vender recuerdos y artesanías.

El alcalde y las otras cuatro víctimas serán sepultados hoy.


FLC