Pobladores de Huixquilucan intentan linchar a dos presuntos asaltantes

Al menos 60 pobladores del pueblo de San Jacinto mantuvieron retenidos por espacio de cinco horas a dos presuntos delincuentes, a quienes les propinaron una severa golpiza.

Huixquilucan

Al menos 60 pobladores del pueblo de San Jacinto en Huixquilucan mantuvieron retenidos por espacio de cinco horas a dos presuntos delincuentes, a quienes les propinaron una severa golpiza, después de que los atraparon cuando pretendían cometer un asalto.

Alrededor de las 13:00 horas de este martes pobladores persiguieron y capturaron a Ricardo Chairo Bonillo, de 30 años, residente de la delegación Gustavo A. Madero, y a Wilfrido Guevara Villarreal, de 31 años de edad, quien dijo tener su domicilio en el municipio de Ecatepec, cuando supuestamente iban a asaltar un negocio.

Los dos hombres fueron atados con las manos hacia la espalda y a empellones y golpes los condujeron a la plaza principal, en donde continuó la golpiza, especialmente contra de uno de ellos.

Cerca de 80 policías municipales y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana llegaron al sitio, en donde intentaron entablar un diálogo para rescatar a los presuntos asaltantes, pero no hubo respuesta.

Debido a la negativa de los vecinos, acudió el fiscal regional de Tlalnepantla de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Juan Minutti López, quien logró convencer a los pobladores para que entregaran a los presuntos delincuentes.

Los pobladores expresaron que en su comunidad son muy frecuentes los asaltos a comercios y a transeúntes, por lo cual conminaron al fiscal para que se proceda penalmente en contra de los dos hombres detenidos, pues dijeron que la autoridad los libera y vuelven a delinquir.

El fiscal regional y el secretario del ayuntamiento de Huixquilucan, José Reynol Neira González, se comprometieron a la instalación de cámaras de video vigilancia, construir un módulo de policía y crear un comité de vigilancia en esta comunidad.

Pasadas las seis de la tarde, los vecinos entregaron a los dos sujetos, uno de ellos requerirá atención médica debido a que recibió golpes severos en la cabeza y rostro.