Llama arzobispo de Puebla mantener esperanza

Víctor Sánchez Espinosa, dijo que en medio de la injusticia, la pobreza y la marginación, se pueden encontrar alternativas. Indicó que pedirá a sacerdotes salir de templos y estar cerca a files.
El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, en la misa con motivo de la Navidad en la Catedral de Puebla, dijo que buscan empezar una nueva etapa de evangelización.
El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, en la misa con motivo de la Navidad en la Catedral de Puebla, dijo que buscan empezar una nueva etapa de evangelización. (Jaime Zambrano)

Puebla

Las personas pobres son obligadas a desplazarse de sus comunidades de origen cuando se presentan problemas económicos o violencia en México, pero pese al complicado panorama, existe esperanza.

Así lo explicó el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, quien anunció que durante 2017 buscará que los sacerdotes salgan de sus templos y vayan al encuentro de los más necesitados; además de que se mantengan cercanos a los fieles.

Al encabezar la misa con motivo de la Navidad en la catedral de Puebla, Sánchez Espinosa pidió no perder la fe y resaltó que en medio de la injusticia, la pobreza y la marginación, se pueden encontrar alternativas.

Resaltó la importancia de que en estas fechas, renazcan los sentimientos de fraternidad en los corazones de cada uno de los fieles y explicó que el nacimiento de Jesús es un llamado a que cada persona reflexione y realice un cambio interior que se traduzca en apoyo a las personas más débiles y necesitadas.

"Que estos días de Navidad sean motivo para acercarnos a los débiles e indefensos, a los que están lejos y solos y sientan la presencia generosa de todos nosotros", expresó Sánchez Espinosa.

El líder de la grey católica en Puebla comentó que en la Navidad y Año Nuevo, un mayor número de fieles se acercan a los templos para agradecer por favores concedidos y para retomar fuerzas para el siguiente año.

"El nacimiento de Jesús se da en medio de una realidad concreta, una realidad de injusticia, de opresión. Jesús nació en un pueblo dominado por el imperio Romano, el más grande de su época (...). Su nacimiento se da en el desplazamiento, la pobreza, la marginación. Jesús corre la suerte de los pobres, que por violencia, situación económica o decreto de una autoridad son obligados a desplazarse de un lugar a otro", destacó.

Para el próximo año, la arquidiócesis buscará ser una iglesia más cercana a los fieles y el arzobispo, sus obispos auxiliares, sacerdotes y religiosas, mantendrá sus recorridos por los decanatos y parroquias.

"El plan es poner en práctica las disposiciones del Quinto Sínodo Diocesano. Yo estoy visitando todas las regiones pastorales. Mi deseo para 2017 es seguir recorriendo las zonas pastorales, seguir visitando las parroquias. Queremos iniciar una nueva etapa de evangelización, una iglesia amable, cercana, una iglesia en salida, una iglesia que va a la periferia. Lo vamos a reflexionar con los sacerdotes y con las religiosas. Queremos llegar a los fieles y vayamos mejorando nuestro servicio con amabilidad, con atención y espíritu de servicio", destacó.


MMR