• Regístrate
Estás leyendo: Armando Cabada: el independiente que derrotó al PRI en Juárez
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 02:32 Hoy

Armando Cabada: el independiente que derrotó al PRI en Juárez

El periodista Héctor Armando Cabada Alvídrez logró sacar al PRI del municipio fronterizo, el más poblado de Chihuahua.


Publicidad
Publicidad

El candidato independiente y ex conductor de televisión Héctor Armando Cabada Alvídrez se llevó la alcaldía del municipio más poblado de Chihuahua, Juárez; ese que en 2010 fue llamado "la capital mundial de los homicidios".

Con una participación ciudadana de 41.7%, Cabada obtuvo 48.3% de los votos, casi el doble de su más cercano contendiente, el priista Héctor Agustín Murguía Lardizábal, quien obtuvo 24.9% de los votos.

"Hoy no gané yo, ganó Juárez, una ciudad de esperanza, que contra todas las adversidades seguimos adelante, libre, valiente e independiente. Gracias a todos los que creyeron en este proyecto", dijo vía redes sociales en su primer mensaje de victoria la medianoche del domingo.

Cabada no fue el único candidato independiente en buscar una alcaldía en Chihuahua, pero sí el único que ganó, y lo hizo en la más importante. Sólo en Ciudad Juárez viven 39.1% de los chihuahuenses y su cercanía con Estados Unidos la hace estratégicamente atractiva para las inversiones, para el desarrollo de manufacturas y para el intercambio comercial entre ambos países.

En entrevista con Milenio, Armando Cabada dijo que su triunfo "manda un mensaje muy claro de dos cosas. Primero, del éxito de esta candidatura fresca, libre de compromisos que entendieron así los juarenses. Y segundo, el hartazgo a la partidocracia que no ha dado buenos resultados, que ha dado malos gobiernos y que tiene a la ciudad sumida en un bache".

"Me queda claro que cada candidatura independiente es, vaya la redundancia, independiente, que no obliga a proyectos iguales entre candidatos independientes en cualquier parte del país. Simple y sencillamente habla de la independencia de un ser humano a los intereses de partidos políticos a la hora de gobernar. Los proyectos pueden coincidir en algunos temas, como lo es la transparencia y la honestidad, pero que no es obligado", dijo.

Hombre de medios

Apenas hace cinco meses, Armando Cabada dedicaba su vida a la dirección de noticias de la televisora local Canal 44, la cual fundó su papá en 1980.

El candidato reconoce que tenía la ventaja de ser una persona altamente reconocida en Juárez, al ser presentador de un noticiero que, dice, venció en ratings a los de Televisa y Tv Azteca. Según él, 98% de los juarenses sabe quién es.

"De ahí parte la posibilidad de que un ciudadano tenga esa oportunidad de ascender al poder para sacar a los malos gobiernos, a los políticos de siempre y que nos han dado malas experiencias y darnos a los juarenses la posibilidad de un cambio", dijo.

Su trayectoria está ligada a la de su padre, el conocido empresario de medios Arnoldo Cabada de la O. En su juventud De la O fue conductor de la XEJ-TV Canal 5 de Ciudad Juárez y en 1985 persiguió una diputación invitado por el PRI, pero sin éxito.

Enfundado en un traje negro, y secándose las lágrimas, en enero pasado Armando Cabada se despidió de su auditorio en su noticiero Contacto Nocturno, cuando anunció que cambiaría los micrófonos por las boletas: perseguiría la alcaldía de Juárez por la vía independiente.

"No es una ambición, ni es un capricho. Es todo lo contrario. Es el haber visto durante tantos años la injusticia de tratar una ciudad como la nuestra y que sigue en las mismas condiciones, 27 años diciéndole a usted los baches, la iluminación, la policía corrupta, 27 años informando de lo mismo, llega un momento en que nos cansamos y debemos dar el paso necesario", dijo a su público.

Como parte del proceso para registrarse como candidato independiente, Cabada consiguió más de 88 mil firmas, cuando la ley sólo le exigía 30 mil.

"Salí de la televisión para ir a buscar a los que me conocían, entenderlos y conocer de sus problemas, esa fue mi intención", explicó.

De entrevistado a enemigo

En mayo de este año, durante el debate de candidatos a la alcaldía, Cabada inició su intervención hablándole a Héctor Murguía, candidato del PRI.

"Ay Murguía, ¿por qué íbamos a creerte?, si siempre nos has mentido. ¿Por qué tendría que ser diferente hoy? Bien dice el dicho, chango nuevo no aprende maromas nuevas", le increpó.

El priista lo ignoró.

Cuestionado al respecto, Cabada dice que "tuve la oportunidad de decirle a la cara lo cobarde que fue con su campaña, porque no sólo su campaña pública, sino la campaña de guerra sucia que él patrocinó, en donde hubo difamación a mí y a mi familia, a la cual yo ligo con la cobardía".

En marzo, en Ciudad Juárez aparecieron dos supuestas narcomantas con mensajes dirigidos al candidato y su esposa. Cabada se deslindó ante medios de comunicación locales y culpó al candidato priista de este hecho.

Añadió que el ex esposo de su actual esposa, Joel Farfán Carreño, está preso en Estados Unidos por transporte de dinero del crimen organizado, pero que no existe ningún vínculo de paternidad o legal que los siga uniendo.

Cabada también fue denunciado ante el Instituto Estatal Electoral por el PRI, por no entregar documentación completa y por supuestos actos anticipados de campaña, hechos que resolvió a su favor la autoridad electoral.

Sólo seis meses antes de aprender a qué sabe la campaña negra, Cabada entrevistaba de forma cordial a Héctor Murguía en su noticiero, cuando éste anunció que perseguiría por tercera vez la alcaldía de Juárez. Ya había sido presidente municipal del 2004 al 2007 y del 2010 al 2013.

"¿Hay la motivación como para una tercera etapa en la administración en Ciudad Juárez o es un premio de consolación?", preguntó el conductor a Murguía en la entrevista.

El priista había sido designado por el PRI estatal como candidato a alcalde y no a gobernador, como él deseaba. En su lugar, el partido decidió postular al actual alcalde de Juárez y sucesor de Murguía, Enrique Serrano, quien perdió la gubernatura frente al panista Javier Corral en las elecciones de este domingo.

"En su momento (como periodista) fui crítico, señalé, sin duda fui el periodista que más señaló el problema de violencia que tuvimos, la pesadilla que vivimos en Ciudad Juárez, lo hice noche tras noche señalando cuántos homicidios y que no debíamos acostumbrarnos a este tipo de violencia, y también reconocí los logros que se tuvieron, como cualquier periodista".

Cabada dijo que uno de los primeros pasos para mantener y reducir los índices ya bajos de criminalidad en Juárez respecto a su época más violenta será combatir de frente la corrupción que, según él, los gobiernos priistas permitieron penetrar en la policía local.

"Debemos gobernar con transparencia, con honestidad, con cero tolerancia a la corrupción. Buscaremos, sobre todo en materia de seguridad, al funcionario, hombre o mujer, que tenga la capacidad demostrada, que tenga las cartas de honorabilidad y que tenga además la vocación de servicio público.

"Yo no creo eso (que mis credenciales como comunicador sean suficientes para gobernar Juárez), yo he aceptado que no soy todólogo, ni que soy la persona que más sabe en este mundo, pero sí soy el líder que puede congregar a hombres y mujeres honestas y con vocación que le den a Juárez un mejor rumbo con sentido y sobre todo transparente, y que se tenga la certeza de lo que se hace con los recursos de la ciudad", dijo.

"Sólo un pecador como cualquiera"

En más de una ocasión Cabada ha dicho: "soy un pecador estándar como cualquiera, pero no he cometido jamás un delito grave, jamás he lastimado a nadie, jamás le he robado a nadie y no hay una denuncia en contra mía".

- ¿A qué se refiere cuando dice esto?

"A que soy un ser humano, que se equivoca, que comente errores pero ninguno del cual me pueda arrepentir".

- ¿Y qué hará para equivocarse menos en su cargo?.

"Tendré a la gente adecuada, correcta, para no tomar las decisiones solo".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.