• Regístrate
Estás leyendo: Arcos Vallarta, colapsado por autos, ruido y delitos
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 01:07 Hoy

Arcos Vallarta, colapsado por autos, ruido y delitos

La inseguridad se ha hecho así uno de los dolores de cabeza habituales del vecindario.

Publicidad
Publicidad

Los vecinos de la colonia Arcos Vallarta se quejan del caos urbano que se intenta “legalizar” con los cambios de planes parciales en su núcleo habitacional: el predominio abrumador de espacios comerciales ha colapsado la tranquilidad, los cajones para autos no son suficientes y cunden el ruido y la inseguridad, señalan.

José Félix Ascensio, presidente de la junta vecinal, señaló: “de ser una colonia habitacional tenemos una colonia colapsada por carros, bares, vienevienes, policías […] puse una denuncia en derechos humanos sobre la problemática de los carros, que los ponen a 90 grados, como ya no caben con tantos negocios; negocios que por cierto no tenían licencias, y parecen protegidos por el mismo ayuntamiento”, dijo a MILENIO JALISCO.

La inseguridad se ha hecho así uno de los dolores de cabeza habituales del vecindario: robo de autopartes, asaltos, robos de automóviles, robo en casas y oficinas. “Y en todo el cuadrante de la colonia no tenemos una sola patrulla”, subrayó, molesto.

“Yo hablé con Salvador Caro, y dijo, no hay patrullas y no hay elementos, porque son corruptos, y le dije, oiga amigo, si es usted policía debe agarrar las cosas, a nivel municipal, estatal o federal, no vamos a aventar la toalla, y todo ese tipo de problemáticas tenemos […] también traemos un problema severo de ruido, yo vivo a dos cuadras del Santo Coyote y haz de cuentas que estoy adentro, la música de mariachi a todo lo que da”, puso en relieve.

La colonia en cuestión tiene su perímetro entre avenida Vallarta al norte, avenida Inglaterra al Sur, Tepic (Gamboa) al oriente y Arcos al poniente. El dirigente señala que se trata de una demarcación llena de fincas patrimoniales, y por ese lado también reprochan la tibieza del gobierno local y del estatal para garantizar su conservación, bajo la enorme presión de empresas inmobiliarias claramente interesadas en convertir esas mansiones en una oportunidad de negocios con edificios de hasta nueve niveles.

Los vecinos analizan diversos caminos legales para hacer frente a lo que consideran es el juego de intereses que ha alterado la paz de su colonia y comienza a empujar a muchos a salir del área.

Por ello, han intervenido en el proceso de consulta de los planes parciales, tienen pendiente la respuesta formal del área competente del ayuntamiento, y además, a la espera de la publicación de los nuevos planes, para tener una base jurídica para hacer valer sus derechos.

SRN
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.