• Regístrate
Estás leyendo: Apoyan a tres familias de policías de Salamanca
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 13:47 Hoy

Apoyan a tres familias de policías de Salamanca

José Miguel Fuentes Serrato, secretario del Ayuntamiento, dijo que a los familiares se les asesora sobre los trámites. 

Publicidad
Publicidad

Son tres familias de Salamanca las que resultaron afectadas con la muerte de elementos de la Policía Municipal, quienes fueron secuestrados y asesinados en agosto del 2017.

Trascendió que el monto del seguro de vida contratado a los elementos que operaban antes de ingresar al Mando Único Estatal ascendía a 300 mil pesos, cantidad que se duplicaba a 600 mil pesos de tratarse de un homicidio o accidente del que fueran victimas los uniformados.

En este caso, el valor de la vida del uniformado salamantino fue de mil 643 pesos diarios durante un año.

Aunque no confirmó el monto de la póliza del seguro de vida por cuestiones de privacidad y seguridad de los beneficiarios, el secretario del Ayuntamiento de Salamanca, José Miguel Fuentes Serrato, señaló que después de lo ocurrido a mediados de agosto, hubo un acercamiento con los familiares de los policías caídos, a quienes se les orientó sobre dicha prestación.

“Tienen un trato diferente aquellas personas que fallecen de manera diferente; se les dio el apoyo a los familiares, el necesario para garantizar su estabilidad económica”, expuso.

El funcionario municipal detalló que a través del área de Recursos Humanos también se apoyó a las esposas e hijos de Luis Ángel Reséndiz, Martín Alberto García Ortega y Juan Manuel Vergara.

“Nosotros tenemos la prestación de Seguridad Social, está la pensión que pueden tener los beneficiarios que así nombraron en su momento; dos, el seguro de vida que el municipio adquiere; tres, el finiquito de la terminación de la relación laboral que se le da a los beneficiarios y se les orienta con el tema de la Afore, e instituciones bancarias con las que estaban trabajando (los uniformados)”, describió.

La noche del viernes 18 de agosto, los tres elementos fueron privados de su libertad por un comando armado y fue la madrugada del sábado, cuando los cuerpos de los oficiales fueron hallados sobre el camino que conduce al poblado Rosa de Castilla.

Tras este suceso y otros hechos violentos registrados en Salamanca, el municipio se adhirió en septiembre al Mando Único Estatal, lo que motivó las bajas de la corporación municipal, pues de los 240 uniformados que había, 180 fueron aprobados para ingresar a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE).

De este total de 180, alrededor de 50 accedieron pertenecer a la corporación estatal, mientras que 40 fueron removidos a Tránsito Municipal y menos de 10 canalizados a otras dependencias municipales como Fiscalización, Protección Civil, entre otras.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.