Anuncian policías de Guerrero paro laboral

La policía de Guerrero anunció que se irá al paro laboral para reclamar el pago de estímulos por riesgo, el incremento salarial del 50 por ciento y que mejoren sus condiciones de trabajo.
Los policías buscaron replegar a los manifestantes quienes lanzaban bombas molotov, piedras y palos.
La inconformidad surgió porque los policías tuvieron la consigna de no aplicar algún mecanismo de disolución en la marcha de normalistas al Aeropuerto Internacional de Acapulco, lo que derivó en la golpiza de varios uniformados. (José Antonio Belmont )

Guerrero

La policía de Guerrero anunció que se irá al paro laboral en las siete regiones del estado para reclamar el pago de estímulos por riesgo, el incremento salarial del 50 por ciento y que mejoren sus condiciones de trabajo.

En el Instituto de Capacitación y Formación Policial (INFOCAP), se reunió una comisión de policías con los mandos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para plantear las demandas, pero la respuesta no fue favorable.

"Se tocaron varios puntos de nuestro interés, que por este medio ya es conocido, lo importante de esto es que se nos dijo que no tienen una varita mágica para resolver nuestros problemas, más aún, que no hay recursos en el estado para subsanar nuestras necesidades", dijo uno de los policías.

"También se nos dijo que hagamos lo que hagamos se nos seguirá dando de comer en los acuartelamientos un bolillo y un pedazo de jamón, pues es lo que alcanza con recurso que tiene", dijo.

Debido a que no se dio respuesta a sus demandas, los policías decidieron irse al paro laboral con el planteamiento de que los encargados de Seguridad Publica en las regiones se sumen.

El movimiento de los policías comenzó a gestarse a partir de los primeros enfrentamientos con estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG).

La inconformidad surgió porque los policías tuvieron la consigna de no aplicar algún mecanismo de disolución en la marcha de normalistas al Aeropuerto Internacional de Acapulco, lo que derivó en la golpiza de varios uniformados.