Empresarios denuncian amenazas por cobrarle al gobierno de Chiapas

Rafael Jiménez Arechar, representante de los afectados, precisó que pese a haber sido recibido por Daniel Sandoval Jafif, éste evadió el tema del pago.

Tuxtla Gutiérrez

Luego de las amenazas del subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda de Chiapas, Daniel Sandoval Jafif, el atentado con una bomba molotov y el hostigamiento con gente armada, empresarios que exigen el pago de un adeudo superior a los 250 millones de pesos al gobierno estatal por diversos servicios temen por su vida, sin embargo, advierten que no darán un paso atrás.

Este lunes, un grupo de 58 empresarios, quienes anteriormente habían protestado frente a Palacio de Gobierno en Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, para reclamar pagos por prestaciones de diversos servicios, montaron un plantón indefinido debido al incumplimiento del gobierno del estado.

Rafael Jiménez Arechar, representante de los afectados, precisó que pese a haber sido recibido por Daniel Sandoval Jafif, éste evadió el tema del pago, no obstante, el funcionario le recriminó en tono de amenaza, utilizar las redes sociales ventilar el adeudo de la Secretaría de Hacienda estatal a los proveedores por más de 250 millones de pesos.

Posteriormente, Comunicación Social del gobierno de Chiapas precisó que se abriría una ventanilla única para recibir la documentación correspondiente, sin dejar de advertir que:

"En este sentido, el proceso de análisis de las empresas solicitantes se encuentra en un estado avanzado y es compromiso de la autoridad concluirlo en su totalidad... Asimismo, la autoridad procederá con firmeza y sin titubeos en contra de los funcionarios públicos que hayan incurrido en alguna irregularidad al aceptar o solicitar productos o servicios fuera de la normativa".

Agresiones

Hoy, sujetos desconocidos a bordo de una camioneta blanca tipo Pik Up, aparentemente nueva y con los vidrios polarizados, lanzaron una bomba molotov hacia los vehículos de los empresarios que se encuentran cerca del área del plantón "con la clara intención de dañarnos", aseguró Jiménez.

Tripulantes del mismo vehículo arrebataron de las manos de diversos manifestantes algunas mantas que sostenían en puentes peatonales, exhibiendo armas blancas y presuntamente armas de fuego cortas para intimidar a los empresarios.
Por otra parte, añadió Rafael Jiménez, el presunto embate del gobierno estatal también se dirige hacia las empresas a través de auditorías y ataques mediáticos en los que los acusan de supuesta delincuencia organizada.

Los empresarios han tenido conocimiento de que se les están abriendo expedientes penales por supuestos fraudes y cadenas de corrupción en presunto contubernio con funcionarios estatales.

Rafael Jiménez reiteró que con las agresiones físicas, psicológicas, penales y fiscales temen por sus vidas, integridad físca y patrimonio, sin embargo aseguró que no darán marcha atrás.

Por su parte, José Luis Sánchez, director de Comunicación Social del gobierno de Chiapas no ha dado respuesta a la solicitud de información respecto al tema, cerrando también la posibilidad de entrevistar a otros funcionarios involucrados debido a la centralización de las áreas de comunicación social de las dependencias gubernamentales.