Ambulantes ocupan Centro Histórico de Mérida

El líder de los vendedores, Jaime Manrique dijo que decidieron vender sin permiso, debido a que la zona es un sitio público.

Mérida

Cientos de ambulantes hicieron caso omiso a disposiciones de las autoridades municipales y se instalaron sin los permisos oficiales en varias calles del Centro Histórico.

Ello, pese a que el Ayuntamiento canceló el llamado "Tianguis Navideño", que se había realizado en el corazón de la ciudad.

El líder del Frente Amplio de Vendedores Fijos y Semifijos "La Concordia", Jaime Sebastián Manrique Manzanero, dijo que decidieron vender aún sin permiso, "debido a que el Centro Histórico es un sitio público y mientras no afectemos a terceros, como obstruir las calles, entonces no tienen por qué prohibirnos trabajar".

En entrevista, señaló que esta es la primera vez en muchos años que el ayuntamiento de Mérida no otorgó permisos para la instalación del "Tianguis Navideño".

Indicó que "simplemente nos dijeron que no hay permisos porque quieren darle toda la preferencia al comercio organizado que es afectado por los informales en estas fechas".

Agregó que "ante ello, pues decidimos que con o sin Tianguis Navideño salimos a las calles a vender nuestros productos como ropa, calzado, juguetes, luces navideñas, arbolitos, y artículos alusivos a estas fechas".

Puntualizó que "no le vamos a dar la ventaja al comercio organizado de tener mejores ingresos en esta temporada navideña a pesar de las presiones y amenazas de la Comuna de retirarnos del centro, ahí seguiremos".

Por su lado, el presidente de la Comisión de Mercados del Ayuntamiento de Mérida, Juan Barea Canul, confirmó que no realizarán el Tianguis Navideño, hecho que se acordó con los ambulantes desde el año pasado.

De igual modo, comentó que en reuniones recientes con la Policía Municipal, Protección Civil, Subdirección de Mercados y Gobernación tomaron la decisión de que no era conveniente otorgar los permisos a los ambulantes para la realización de citado tianguis.

"Este lunes se debió instalar, sin embargo, los vendedores ambulantes han estado insistiendo, pero el acuerdo de no realizar el tradicional programa fue tomado desde el año pasado", reiteró.

Barea Canul recordó que la decisión de cancelarlo se debió a varias circunstancias, entre ellas, dijo, el derecho al libre tránsito peatonal, debido que algunas áreas se sobre saturaban de vendedores, además de no seguir fomentando al comercio informal en el centro histórico de la capital yucateca.