Revisarán alza a transporte público en Oaxaca

El gobernador Gabino Cué se reunió con los dueños de empresas de trasporte público concesionado, luego de que el lunes se bloquearan validades para exigir un aumento a las tarifas.
Los transportistas bloquean cruceros viales en la capital del estado.
Los transportistas bloquearon el lunes cruceros viales en la capital del estado. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El gobernador de Oaxaca Gabino Cué y los propietarios de las cuatro empresas del transporte público concesionado de la ciudad alcanzaron un acuerdo de buena voluntad para revisar institucionalmente un aumento a la tarifa de transporte.

Mientras tanto se mantendrá la tarifa vigente de 6 pesos con el subsidio de 50 centavos a un peso a estudiantes con credencial y personas de la tercera edad.

El encuentro entre el gobernador y los empresarios ocurrió luego de que el lunes los transportista sitiaron la ciudad, bloqueando cruceros estratégicos y cerrando 20 calles en la ciudad de Oaxaca, para urgir un incremento de la tarifa, argumentando sobrevivir en condiciones de quiebra por el alza en el precio de los combustibles y la refacciones.

Entre los alcances de la reunión se estableció una revisión de la tarifa respetándose el protocolo institucional que estipula la ley de transporte estatal reformada, que plantea desde la entrega de una solicitud formal además de la presentación de un estudio socioeconómico, además de lineamientos de mejoras del servicio.

El secretario de Vialidad y Transporte (SEVITRA), Carlos Moreno Alcántara, dijo que en el encuentro no se establecieron pactos fatales, ni hubo regateos, sino voluntad para que autoridades y empresas sumen esfuerzos para mejorar el servicio de transporte a la ciudadanía.

Puntualizó que una vez recibida la solicitud de alza de la tarifa, esta tendrá que ser revisada en apego a un proceso institucional y protocolo que demanda desde un estudio socioeconómico amplio donde se consulte a todos los sectores involucrados, principalmente las familias de bajos ingresos.

Asimismo se propone un programa de mejora del servicio, donde el gobierno se ofrezca como facilitador para que los concesionarios obtengan créditos blandos que les permita renovar y adquirir unidades más modernas, además de que sustituya a todas aquellas que se encuentran en mal estado.

Puntualizó que los procesos para avanzar en la revisión de la nueva tarifa de transporte llevara el tiempo que sea necesario, pues de lo que se trata es que haya una gran coincidencia.