Me voy porque no quiero ser verdugo de mis compañeros: Vera

El ahora ex rector de la UAEM acusó de la retención ilegal de recursos de la universidad con fines políticos y dijo que esa situación era ya una limitante para mantenerse al frente.

Ciudad de México

Con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, Alejandro Vera Jiménez renunció este viernes a la rectoría de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) porque “no quiero ser piedra de tropiezo, ni verdugo de mis compañeros”.

"Considero que la persecución desatada contra la universidad y mi persona, es ya una limitante para que yo pueda seguir encauzando este desafío"

En sesión extraordinaria, Vera Jiménez se despidió de los universitarios y de sus colaboradores y les recordó que pese a la persecución, mantuvo la dignidad de la universidad, no bajó la cabeza y cumplió con su palabra de retirarse cuando estuvieran en riesgo los trabajadores y estudiantes del alma mater, ya que la cuestión jurídica que enfrenta y la retención del dinero público por parte del gobierno estatal es cada vez más grave.

“Considero que la persecución desatada contra la universidad y mi persona, es ya una limitante para que yo pueda seguir encauzando este desafío (la rectoría), al menos por los meses que me quedan, porque tengo en mi contra ocho carpetas de investigación, y pues mi condición de rector demanda mucho tiempo.

“Francamente no puedo ya quedarme en una sola oficina o en una sola casa porque pueden llegar por mí de manera arbitraria”, externó Vera Jiménez en relación a los procesos judiciales que enfrenta y para los que cuenta con tres suspensiones provisionales.

Lamentó que haya tenido que retirarse en la manera que lo hace y no porque haya hecho un mal trabajo, sino porque “mi trabajo incomoda”.

“Así es que tengo que estar de un lado a otro, así es que tengo que dormir como los guajolotes, donde me agarre la noche, sin que nadie se entere, mucho menos los traidores que me puedan denunciar. Lamento no poder seguir encauzando estos desafíos, lamento temerme que retirar de esta manera. No quiero ser piedra de tropiezo, ni verdugo de mis compañeros”, expresó.

"Urge un proyecto político que nos permita no violentar los derechos humanos, y no justificar crímenes"

 En su exposición, Vera Jiménez recordó cómo se dio el rompimiento con las autoridades estatales, lo que derivó en retención de recursos públicos para la universidad, ocho denuncias en su contra por supuesta malversación y robo de dinero del erario, y ahora la persecución judicial que ahora enfrenta –y aun cuando tiene la protección de la justicia federal—sabe que mantenerse al frente de la UAEM por el periodo que le resta, será perjudicial para la institución.

En un largo discurso, donde aprovechó para anunciar la entrega de su sexto informe de labores al consejo universitario, el cual culminó durante los días que ha permanecido ausente por las cuestiones legales derivada de las denuncias penales en su contra, Vera Jiménez anticipó que ahora las autoridades estatales “ya no tendrán pretexto” para dotar a la institución de los recursos públicos mensuales a los que tiene derecho y cuya retención ha generado una déficit superior a los mil millones de pesos.

Antes de concluir, hizo un llamado a la construcción de una opción política que evite el estado de cosas que prevalecen.

"Urge un proyecto político que nos permita no violentar los derechos humanos, y no justificar crímenes; urge que hagamos algo distinto, necesitamos -por supuesto- tener las condiciones para que nuestra institución siga cumpliendo con su mandato institucional", indicó en clara referencia al anuncio que el próximo lunes podría hacer con respecto a su futuro político, como ser candidato independiente o a través de algún partido, a la gubernatura del estado.

Tras la presentación de su renuncia, el consejo universitario aprobó la misma por mayoría, donde sólo se contabilizaron tres abstenciones y tres votos en contra de un total de 160 consejeros, por lo que dieron paso a la modificación de las fechas de conclusión del periodo rectoral de Vera Jiménez, que legalmente debería terminar el 14 de marzo de 2018.

Con una sola abstención, y 159 votos a favor, el consejo universitario votó para que se modificara la fecha referida, con el fin de que el rector electo, Gustavo Urquiza Beltrán tome posesión el lunes y no el 14 de marzo de 2018 como lo contempla el estatuto, y comience así las gestiones ante el gobierno del estado para obtener recursos inmediatos para pagar sueldos, aguinaldos y otras prestaciones.

En la misma sesión extraordinaria, el rector saliente, Vera Jiménez le tomó la protesta al nuevo rector, Gustavo Urquiza quien a su vez pronunció su primer discurso como rector en funciones donde ponderó la necesidad de que la UAEM se mantenga y se le conozca por la calidad, servicios y de academia alcanzados.

Llamó a los universitarios a mantener un solo frente con el fin de resolver los conflictos económicos y políticos que enfrenta la universidad, y aunque aseguró que habrá apertura y disponibilidad, no se permitirá nada que ponga en riesgo la autonomía universitaria.


VJCM