Pablo Arnaud quiere ser alcalde de Oaxaca…otra vez

El empresario, quien fue el primer presidente municipal panista, dijo que busca la candidatura independiente debido a que la gente está cansada de los políticos.

Oaxaca

El empresario Pablo Arnaud Carreño, que en 1996 como ciudadano logró ser el primer alcalde de oposición en Oaxaca abanderado por el Partido Acción Nacional, ahora busca su registro como candidato independiente al mismo cargo.

Decepcionado de la política partidaria, dijo que ha llegado el tiempo de que los ciudadanos deben ser responsables de las políticas que se ejerzan en su beneficio por encima de los intereses de poder y las oligarquías.

"La política se han corrompido y dañado a la sociedad, además de también se han infiltrado por el crimen organizado".

Arnaud Carreño, fue diputado federal y cónsul de Calexico, California durante la administración del ex presidente Vicente Fox: En 2010 buscó competir por la gubernatura con la coalición electoral PAN-PRD en el 2010, posteriormente renunció a su militancia en tal partido, por refrendar su apoyo al candidato del PRI a la gubernatura Eviel Pérez.

Hoy presentó su carta de intención para contender por la alcaldía, ahora por la vía independiente, con cinco mil firmas de apoyo.

Arnaud Carreño lanzó críticas a la alternancia lograda con el régimen de Gabino Cué, que llegó a ser gobernador apoyado por la coalición PAN-PRD, dijo que su renuncia al PAN fue por los señalamientos que hizo a la presidencia estatal.

"Yo sé que no es lo mismo los tres mosqueteros que 20 años después, pero mi corazón está joven, mi mente es joven".

Adelantó que como lema de campaña lleva la bandera de la "honestidad, legalidad, transparencia y una buena administración", circunstancias que los ciudadanos ya conocen y que en su planilla lo acompañan 22 integrantes, 10 hombres y 10 mujeres, con diferentes capacidades que pueden estar al servicio de la sociedad.

Arnaud Carreño dijo que la ciudad de Oaxaca cada se ha convertido en un caos, donde las obras y acciones se ejercen de forma arbitraria o por ocurrencia como lo es proyecto del Metrobús que se inició sin el consenso de los vecinos.