• Regístrate
Estás leyendo: Alcalde de Tultepec descalifica a director de Pirotecnia estatal
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 05:07 Hoy

Alcalde de Tultepec descalifica a director de Pirotecnia estatal

Secretario de Gobierno de Edomex “da respuestas de banqueta”, señala. Solicita a la Sedena a profundizar las inspecciones a la calidad de materiales químicos.
Publicidad
Publicidad

El presidente municipal de Tultepec, Armando Portuguez Fuentes, acusó al director del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia (Imepi), Derek Cancino Aguilar, de desconocer el funcionamiento de los polvorines y de “dar respuestas de banqueta”, al declarar que dos de los tres polvorines que explotaron el jueves pasado en La Saucera eran irregulares.

En conferencia de prensa, el alcalde aseveró que los cuatro módulos de pirotecnia que estallaron la semana pasada y que dejaron 24 muertos contaban con los permisos de almacenamiento, compra y venta necesarios para operar y que fueron expedidos por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Portuguez Fuentes dijo que los pirotécnicos se han quejado en más de una ocasión sobre la calidad de los materiales con los que elaboran los productos que comercializan, como el clorato de potasio, “porque está entrando mucho material que no es el adecuado y las fórmulas que tienen todos los artesanos son empíricas”.

“Es desconocimiento, desarticulación, respuestas de banqueta, también lo que dijo el secretario General del Gobierno del Edomex, Alejandro Ozuna Guerrero, no puede decir que va a desaparecer la actividad o que se va a suspender, esta es una actividad regulada está en la ley”, señaló.

En ese sentido, hizo un llamado a la Sedena para que profundice las inspecciones hechas a los materiales químicos que son utilizados por los artesanos pirotécnicos en la elaboración de cohetes, a fin de evitar accidentes como el ocurrido la semana pasada, pues “los módulos que explotaron contaban con todas las regulaciones que pide la ley”.

“¿Quién tiene que revisar los lotes de material que llega a México? Hay unos proveedores a los que Sedena les autoriza para que le vendan a los permisionarios y ahí se requiere una inspección”, planteó.

El alcalde explicó que para expedir las autorizaciones, Sedena revisa que cada módulo cumpla con las distancias y requisitos correspondientes y a su vez, el ayuntamiento y el Imepi extienden dos certificados de conformidad, con lo que dan el ‘visto bueno’ al cumplimiento de la Ley.

Peritos analizan zona donde estallaron cuatro talleres; el accidente dejó 24 muertos. (Foto: Jorge Carballo)

Incluso, Portuguez pidió una coordinación estrecha con la Sedena para inspeccionar la calidad de los materiales que utilizan los artesanos pirotécnicos, después de poner en duda la calidad de sustancias químicas para la elaboración de pólvora distribuidos por proveedores autorizados y sugerir como una que de las “causas por las que se han presentado graves accidentes”.

Los artesanos no son ingenieros, ni químicos, la mayoría de las personas que fabrican y diseñan fuegos artificiales han aprendido este arte y oficio de manera empírica en talleres familiares, donde el conocimiento de fórmulas se transmite de generación en generación y carecen del conocimiento científico pleno de cómo actúan y reaccionan las sustancias y materiales con los que trabajan.

Asimismo, exhortó a la ciudadanía a legalizar sus productos y de denunciar irregularidades ante la Procuraduría General de Justicia estatal o federal, con el objetivo de que se lleven a cabo las inspecciones debidas y en caso de ser necesario, se realice un cateo.

La semana pasada, el presidente Enrique Peña Nieto instruyó a las secretarías de Gobernación y de la Defensa Nacional a emprender, junto con las autoridades estatales y municipales, un plan de acción que permita evitar accidentes como este, el cual cobró la vida de 24 personas y que hasta la fecha mantiene hospitalizados a 30 pacientes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.