Alerta Conagua de más granizadas en el sur sureste del país

Este año se pondrá en operación un avión caza huracanes en Oaxaca para tener una mejor prevención de desastres por el golpe de fenómenos hidrometeorológicos.  

Oaxaca

La Comisión Nacional del Agua, alertó sobre la posibilidad de que se registren granizadas y lluvias atípicas más intensas en la zona sur sureste de México, aunque se espera que haya una menor intensidad en las fuerzas de los huracanes.

El delegado de la dependencia federal, Jorge Montoya Suarez, advirtió sobre altos riesgos para la población en cuatro de ocho regiones de la entidad, donde se encuentran núcleos habitaciones dentro de la zona de riesgo por el desahogo de cauces naturales, principalmente en la ciudad de Oaxaca, donde se ha pedido el apoyo de las autoridades municipales para desalojar a los invasores.

Adelantó que para tener una mejor prevención de desastres por el golpe de fenómenos hidrometeorológicos,  como ciclones y huracanes este año se habilitará la operación de un avión caza huracanes que auspiciara la agencia de monitoreo del clima de los Estados Unidos, que ayudará prevenir el impacto de los meteoros hasta con 15 a 20 días de anticipación.

Señaló que la aeronave será presentada el próximo 7 de mayo en las Bahías de Huatulco, cuando se dé inicio a la temporada de huracanes que se reportaran en la zona del pacifico.

Dijo que en lo general se espera un año seco con condiciones menos agresivas en materia pluvial, a diferencia de los huracanes reportados el año pasado, como lo fue el golpe de “Manuel e Ingrid”, que generaron importantes daños en la zona del sureste mexicano, no descartándose la caída de lluvias o granizadas atípicas fuertes que puedan llegar a provocar intensos escurrimientos.

Detalló que el fenómeno de variación del impacto de precipitación se verá generada por los efectos del cambio climático.

Montoya Suarez, lamentó que pese a los esfuerzos realizados por la dependencia no se ha logrado retirar y evacuar de zonas de riesgo a los núcleos poblacionales, mencionando que hay lugareños que siguen manteniendo sus hogares dentro de las zonas prohibidas, cerca de ríos.

“Hemos tratado de dialogar y dejamos la responsabilidad de retirarlos al gobierno estatal y municipal”.

Abundó que la Conagua tiene facultades para desalojarlos, pero se busca evitar la confrontación para no trastocar el tejido social de las regiones.

En Oaxaca dijo en la capital hay núcleos poblaciones invadiendo la zona de reserva de aguas nacionales como lo es el Parque del Amor, el cauce del río Jalatlaco y San Felipe en la Ciudad de Oaxaca.

Mientras que en la región del Istmo de Tehuantepec, se tiene poblaciones dentro de los cauces del rio de los Perros,  Ostuta y Novillero.