Autoridades de Sonora buscan fomentar uso racional del agua

El propósito es evitar que la gente de la cuenca del río Colorado utilice agua en exceso, ya que ese lecho se encuentra entre los más explotados del mundo. 

San Luis Río Colorado

Esta frontera del estado está enclavada en el desierto de Altar, con un abasto limitado de agua, por ello ciudadanos y autoridades buscan garantizar la sustentabilidad del recurso para las nuevas generaciones.

En la región, grupos ambientalistas con el apoyo de la comunidad y diferentes instancias mantienen diversas campañas que buscan sensibilizar a los residentes sobre la necesidad del ahorro hídrico.

La directora del Departamento de Proyectos del organismo ambiental Pronatura Noroeste, Yuliana Dimas, desde hace meses promueve el documental “Watershed” (Cuenca) entre los habitantes de esta región en Sonora y Baja California.

El propósito, explicó, es evitar que la gente de la cuenca del río Colorado utilice agua en exceso, ya que ese lecho se encuentra entre los más explotados del mundo y la parte mexicana del cauce está seca desde hace décadas.

Es incongruente, dijo, que por ejemplo se quite el agua a ríos y arroyos que alimentan bosques, para que la gente tenga pastos y vegetación en sus domicilios en las ciudades, en cierta forma artificiales.

Por su parte, el consejero del sector agrícola ante el Consejo de Cuenca del Río Colorado, Juan Salgado Becerra, manifestó que la región siempre ha tenido agua suficiente, por lo que los residentes carecen de una cultura de su cuidado.

“Desde que se fundó este pueblo, la gente nomás abre la llave y tiene agua. Todos los días. Creo que es la única ciudad en México, y me atrevería a decir en el mundo en que sucede eso”, consideró.

El agua de la región procede de la cuenca superficial y subterránea del río Colorado, pero las autoridades del rubro aseguran que el abasto para esta ciudad está garantizado sólo a 25 años más, según estimaciones de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“Pero seguimos tirando el agua”, asumió Salgado, al indicar que hay cálculos que de los 50 mil usuarios existentes en esta localidad, a diario cuando menos unos 200 dejan abierta la llave en la noche, pues se les olvida la manguera con la que riegan el jardín.

Indicó que eso requiere un cambio radical en la conciencia, que sólo se puede lograr con la educación, por lo que una materia sobre el cuidado del recurso agua debe incorporarse en los diferentes niveles educativos.

El director comercial del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oomapas), Oscar Romo Enríquez, dijo que para lograr que la gente ahorre agua en sus domicilios, se les ofrecen todo tipo de programas y descuentos.

“A la par de estos programas, el Organismo Operador continúa fomentando la cultura de agua en los centros de estudio, desde el nivel primaria hasta universitario, con el objetivo de seguir formando ciudadanos responsables”, detalló.