Sale agua negra por grifos de viviendas en Tuxtla Gutiérrez

Claudia Orantes en representación de los vecinos afectados mencionó que el problema se inició hace algunos meses.
El agua sale sucia desde hace meses
El agua sale sucia desde hace meses (Hermes Chávez)

Tuxtla Gutiérrez

Habitantes de las colonias Las Palmas y Electricistas de Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, se enfrentan al peligro de enfermedades por el agua pestilente y sucia que sale de las llaves de sus viviendas, luego de que trabajadores de la Alcaldía efectuara trabajos en la zona, denunciaron vecinos del lugar.

Claudia Orantes en representación de los vecinos afectados mencionó que el problema se inició hace algunos meses, cuando personal del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez se presentó a la calle Cecilio del Valle, rompió el concreto hidráulico y lo recubrió únicamente con arena.

Los colonos no se enteraron del motivo de los supuestos trabajos, sin embargo, el hoyo nunca fue cerrado correctamente por los trabajadores municipales, creándose hasta el día de hoy un bache de grandes dimensiones que está afectando el resto de la carpeta, extendiéndose aún más.

A partir de los daños causados por los trabajadores la ex regidora municipal precisó que el agua no es surtida con regularidad en esa zona que abarca cientos de viviendas, sin embargo, cuando es suministrada ésta llega pestilente y de color grisáceo. Además, en las calles el mal olor del drenaje inunda el ambiente.

“El agua del drenaje nos está saliendo por las llaves (grifos). Cualquier ciudadano que pague impuestos tiene derecho a un servicio de calidad”, mencionó luego de precisar que la calle se encontraba en buenas condiciones antes de los trabajos.

Debido a sus características, el agua no puede ser utilizada para consumo humano u otros usos como el lavado de artículos de cocina, baño corporal y otros que son necesarios para la subsistencia diaria, precisó.

Orantes también criticó la intención del actual alcalde Samuel Toledo Córdova Toledo de privatizar SMAPA, puesto que administraciones municipales anteriores al gobierno de Juan Sabines Guerrero (2006-2012) mantuvieron en servicio de suministro de agua y mantenimiento de obras.

La posible privatización del sistema municipal de agua potable ha contado con la oposición de la población capitalina y de los trabajadores de ese sistema, quienes fueron amenazados con no ser recontratados al exigir que no se afectara su fuente de empleo. Las amenazas llegaron a través de mensajes de texto, presuntamente ordenados por Alfredo Araujo Esquinca, actual director de Smapa.

Este mismo funcionario denunció el desvío de 558 millones de pesos por al menos siete ex directores anteriores que operaron durante la administración de Sabines Guerrero.