Denuncian inacción del gobierno ante agresiones a periodistas

La organización Artículo 19 advirtió que Distrito Federal, Veracruz, y Quintana Roo son las tres entidades más peligrosas para ejercer el periodismo en el país.

Ciudad de México

El Distrito Federal, Veracruz, y Quintana Roo son las tres entidades más peligrosas para ejercer el periodismo en el país, donde se viola el derecho a la libertad de expresión y existe una inacción gubernamental, advirtió la organización internacional Artículo 19.

En su informe realizado del 1 de abril al 30 de junio de 2014, se documentaron 87 agresiones a medios y periodistas, de las cuales 19 ocurrieron en Veracruz; 15 en el Distrito Federal, y 12 en Quintana Roo.

De la cifra total 39 agresiones fueron físicas; 14 intimidaciones; 13 detenciones arbitrarias; 9 amenazas; 4 actos de censura y 8 acciones legales (4 denuncias por difamación y calumnia, y 4 citatorios judiciales o ministeriales).

Además, ocurrieron otras cuatro agresiones físicas durante el primer trimestre del año en Cuernavaca, Morelos.

En suma, en los dos trimestres del año han ocurrido 157 ataques a la prensa en México, cifra parecida a las 151 agresiones que reportó Artículo 19 en ese mismo lapso pero de 2013 y superior, en más del 50 por ciento, a las agresiones registradas durante el primer semestre de 2012.

Durante este periodo, hay por lo menos 10 casos de periodistas y medios de comunicación que ante la impunidad imperante vuelven a ser blanco de nuevos ataques o amenazas a pesar de contar con medidas de protección del Estado Mexicano o denuncias penales abiertas, por las agresiones sufridas en meses o años anteriores.

La organización señaló que la falta de resultados por parte del Estado mexicano a través de la Procuraduría General de la República, locales y de los Tribunales son un gran pendiente que amerita acciones contundentes para buscar verdad, justicia y reparación.

El informe expuso los 47 ataques en el noroeste del país, donde destaca el caso del director general del Periódico Noroeste, Adrián López Ortiz, fue asaltado, golpeado y atacado de un balazo, cuando se dirigía a su casa desde el Aeropuerto de Culiacán, Sinaloa, el pasado 3 de abril.

Asimismo recordó el caso de la Revista Contralínea en el estado de México, cuando el 24 de junio del presente año, sus instalaciones fueron allanadas y saqueadas.

"Es preocupante la repetición crónica de ataques a la prensa pues en la mayoría de las ocasiones hay denuncias penales de esos hechos. Esa inacción gubernamental ha generado que a pesar de contar con una Ley Federal que garantiza la libertad de expresión, un Mecanismo Federal para proteger a la prensa y una Fiscalía Especial para investigar las agresiones contra comunicadores y medios, el trabajo de la prensa se vea vulnerado.

"No hay duda que el Estado mexicano ha incumplido con la obligación de castigar a los agresores de la prensa, poniendo en riesgo la libertad de expresión en México, incumpliendo diversas obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, aunado a la falta de claridad de políticas públicas y una estrategia contundente para prevenir, proteger, investigar, sancionar y reparar el daño en casos de ataques a la prensa", expresó la organización.