Rescatan a 4 menores de centro de rehabilitación por agresión sexual

Cuando el procurador de la Defensa del Menor y la Familia acudió al Centro de Rehabilitación la Casa del Río, dos jovencitas se acercaron e hicieron la denuncia de tocamientos y de ser obligada a ...

Querétaro

Cuatro menores de edad fueron rescatadas del Centro de Rehabilitación la Casa del Río, las cuales eran supuestamente violentadas sexualmente.

Las pequeñas eran internas de un centro de rehabilitación en el municipio de San Juan del Río.

Arturo Campista Ibañez, procurador de la Defensa del Menor y la Familia, dijo que al acudir el centro mencionado que se denomina Casa del Río, ubicada en la colonia Valle de Oro, al norte de la ciudad, dos de ellas denunciaron que sufrieron tocamientos, mientras que una fue obligada a tener sexo oral.

Este hecho provocó que fueran rescatadas las cuatro menores de edad, siendo puestas a disposición del Ministerio Público por el delito de violación equiparada.

Debido a que el delito fue calificado de esa manera, toda vez que la mayor, de apenas 15 años de edad, fue obligada a tener prácticas sexuales con el encargado, mientras que el presunto responsable de la explotación sexual ya no laboraba en el lugar, al haber sido expulsado por los demás integrantes del centro.

"Bueno de alguna forma va a ser localizado y van que tener que proceder en contra de él", sostuvo.

Arturo Campista, dijo que se están realizando revisiones en los diversos centros a fin de verificar que ya no haya menores en estas estancias.

No descartó que haya otros casos, pues las agraviadas han declarado que esta situación ya se venía dando desde hace dos años, por lo que dijo, hay posibilidades de que haya más víctimas de los abusos este sujeto.

Dijo que las cuatro víctimas son de otros estados, de las cuales dos de ellas por sus adicciones al alcohol y el resto por conducta.

"Estamos realizando con psicólogos pláticas, las menores se acercaron a ellos y les comentaron que estaban siendo violentadas sexualmente, mientras que sus familiares no estaban enterados de lo que estaba ocurriendo al interior del centro de rehabilitación".

Las niñas no dieron parte a sus familias debido a que fueron amenazadas por su agresor, con quedarse más tiempo si decían algo o denunciaban.