Preven cifra récord de afluencia turística en QRoo

Durante la temporada de Semana Santa se espera una afluencia de 423 mil paseantes con una derrama económica de 336 millones de dólares.

Quintana Roo

Quintana Roo romperá por tercer año consecutivo la marca nacional de afluencia turística de acuerdo con los reportes de los hoteles, agencias de viajes y aerolíneas, informó el gobernador Roberto Borge.

"Solo en Semana Santa vendrán 423 mil visitantes que representan ganancias de 336.6 millones de dólares", precisó Borge y destacó la creciente importancia del turismo nacional, principal mercado de este periodo vacacional.

"En 2014 cuando por segundo año consecutivo rompimos marcas de afluencia turística, ocupación hotelera, número de vuelos, cruceros y derrama económica, los visitantes nacionales sumaron tres millones 354 mil 430, de los más de 15 millones de paseantes recibidos en el estado", detalló Borge.

Borge detalló que los estados que más turistas visitan Quintana Roo son el Distrito Federal, Nuevo León, Estado de México, Jalisco, Yucatán y Veracruz.

Cancún espera más de 186 mil visitantes nacionales y extranjeros, la ocupación este jueves era cercana a 90 por ciento, que revela un crecimiento de 1.7 por ciento con relación a la misma temporada el año pasado.

La Riviera Maya tendrá 177 mil turistas; Cozumel, 27 mil; Isla Mujeres, 13 mil y Chetumal, 19 mil 500.

"Los tres niveles de gobierno estamos coordinados para garantizar seguridad en centros turísticos, carreteras, rutas marítimas y aéreas, con operativos en aeropuertos, puertos, playas, zonas arqueológicas y puntos de afluencia", afirmó Borge Angulo.

Los turistas nacionales contribuyen sustantivamente a elevar el índice de ocupación hotelera. En lo que va del año la afluencia de turistas nacionales es de 87.2 en Cancún y en la Riviera Maya llega a 87.15 por ciento. Estas perspectivas establecen que 2015 será otro año histórico para el turismo, con expectativa de 16 millones de visitantes, un millón más que el año pasado, reiteró el mandatario estatal.