Envía Cruz Roja 22 toneladas de ayuda a BCS

El organismo detalló que en la zona afectada por 'Odila' trabajan 500 voluntarios que reparten despensas y brindando atención pre hospitalaria.
La ayuda es repartida por voluntarios que trabajan en la zona de desastre.
La ayuda es repartida por voluntarios que trabajan en la zona de desastre. (Tomada de @CruzRoja_MX)

Ciudad de México

La Cruz Roja Mexicana envió este lunes 22 toneladas de ayuda humanitaria con destino a Los Cabos, Baja California Sur, para continuar con el apoyo a los afectados por el huracán Odila.

En un comunicado, la institución informó que en su sede nacional se han acopiado 36 toneladas de ayuda entre alimentos y agua, mientras que en Sinaloa, Sonora, Baja California, Nayarit, Jalisco y el Estado de México se han juntado otras 31 toneladas de apoyo.

Agregó que en los centros de acopio de dichas entidades los voluntarios han participado en la recepción de los productos de primera necesidad, en la selección y separación de los artículos, elaboración de las despensas, emplayado y tarimado para su traslado.

Además, en la zona del desastre trabajan voluntarios en la entrega de las despensas y atención pre hospitalaria, donde en total trabajan 500 voluntarios y 160 en el centro de acopio del Distrito Federal.

La Cruz Roja Mexicana informó que está a disposición de la sociedad el programa de "Restablecimiento del Contacto entre Familiares", que tiene como objetivo la búsqueda y ubicación de personas que se encuentran en el lugar del desastre y que han perdido contacto con sus familiares en otros estados del país o incluso del extranjero.

Sin embargo, aclaró que este servicio se brinda exclusivamente para la localización entre familiares y actualmente se cuenta con un equipo de voluntarios especializados en búsqueda de personas que cuentan con teléfonos satelitales y bases de datos.

Ello con el fin de tratar de restablecer la comunicación con personas que hayan perdido todo contacto con sus seres queridos.

Esta operación se lleva a cabo bajo dos servicios, el primero es la comunicación directa vía telefónica y el segundo, a través de un formato de mensaje denominado "Sano y Salvo", que se utiliza cuando las personas desconocen el número telefónico de un familiar.

Por último, la institución hizo un llamado a los sectores sociales a seguir apoyando a los afectados en Baja California Sur, porque aún continúa la emergencia.