Acción penal contra policía de Guerrero por asesinato en 1988

Severiano Ramos Solís tiene orden de aprehensión por parte del  un Juez Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Altamirano

Guerrero

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ejecutó una orden de aprehensión contra el policía municipal de Tepecoacuilco Severiano Ramos Solís, a consecuencia de un asesinato cometido hace 16 años en una comunidad de Azoyú.

La orden de aprehensión fue librada por un Juez Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Altamirano, misma que ejecutó la jornada del lunes 9 de junio la Policía Ministerial del Estado (PME).

Las autoridades se cuestionan la forma en que Ramos Solís acreditó las evaluaciones de control y confianza para incorporarse a la Policía Preventiva de Tepecoacuilco, pese a que se le relacionaba con un homicidio.

La fiscalía guerrerense indicó que derivado de la investigación y compulsa en el banco de datos, se comprobó que el efectivo municipal contaba con antecedentes penales por el delito de homicidio, en este caso uno que se cometió el 2 de mayo de 1998.

El crimen se cometió en la comunidad de Zoyatlán perteneciente al municipio de Azoyú, en la región Costa Chica.

En el reporte de la PME se indica que Severiano Ramos sin motivo aparente golpeó a su víctima en diferentes partes del cuerpo hasta dejarla inconsciente tirada en el suelo, falleció posteriormente a causa de un traumatismo craneoencefálico.

La PGJE indicó que el ahora ex policía preventivo en Tepecoacuilco, que se identificó ante la autoridad ministerial como Severiano Doroteo Ramos Solís, fue uno de los elementos que la jornada del 25 de mayo estuvieron sujetos a investigación por el homicidio de un hombre acontecido en la localidad de Sabana Grande.

Ese día los policías mataron al presunto agresor, que fue reportado por accionar una escopeta y una pistola en las inmediaciones de Sabana Grande y Sasamulco.

El MP ejerció la acción penal contra los policías implicados en la balacera y posteriormente recuperaron su libertad con las reservas de ley.

El MP apeló la liberación y anunció que en su oportunidad hará valer los agravios correspondientes, con la intención de crear convicción ante el Tribunal de Alzada y que se revoque la libertad otorgada por el órgano jurisdiccional.

En el informe se indica que Severiano Ramos Solís causó alta como elemento activo de la Policía Municipal de Tepecoacuilco,a partir del 25 de febrero de 2002.

Ahora se investiga la forma en que acreditó sus evaluaciones de control de confianza para su ingreso y permanencia en tal corporación, ya que su expediente personal arrastraba una causa penal por homicidio.