Vuelca pipa en Morelos con más de 37 mil litros de gas

El conductor manejaba a exceso de velocidad y cuando intentó virar a la izquierda, volcó en la entrada de la ciudad industrial conocida como CIVAC en Jiutepec.
El gas era trasladado del estado de México a la empresa Unilever, ubicada al interior de la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca
El gas era trasladado del estado de México a la empresa Unilever, ubicada al interior de la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca (David Monroy)

Cuernavaca, Morelos

Una pipa con alrededor de 37 mil litros de gas butano, proveniente del estado de México, volcó este lunes en la entrada de la ciudad industrial del municipio de Jiutepec, a donde debía llegar para descargar su contenido.

Alrededor de las tres de la tarde, autoridades de Protección Civil y de la Policía del municipio, recibieron la llamada de alerta sobre el percance en la ciudad industrial conocida como CIVAC, el que no dejó heridos.

Cuando las autoridades llegaron se percataron que se trataba de una larga pipa, de las conocidas como salchichas, que se había volcado sobre su lado derecho tras una maniobra del conductor que no pudo ser controlada. El gas era trasladado del estado de México a la empresa Unilever, ubicada al interior de la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca (CIVAC).

Debido al riesgo que representaba el pesado vehículo sobre el pavimento y la posibilidad de que el accidente empeorara la situación a través de una fuga, autoridades de Protección Civil del estado y del municipio, ordenaron el acordonamiento de la zona, en tanto que la policía local se concentró en la detención del conductor, que aún cuando no resultó lastimado, en primera instancia intento pasar desapercibido.

Catalino Urióistegui Álvarez, jefe del departamento de emergencias de la Coordinación Estatal de Protección Civil, consideró que la versión del responsable de los hechos, Arturo Valdespín Cruz, afirmó que tras llegar a la zona, a través del bulevard Cuauhnáhuac, e intentar virar a la izquierda, el volante se le puso "duro", por lo que ya no pudo controlar la pesada unidad.

Para el servidor público, la versión no concuerda con la realidad, ya que es evidente que el conductor manejaba a exceso de velocidad, y cuando intentó virar a la izquierda, el peso de la carga ladeó el vehículo completo, precipitándolo al pavimento.

Para pasar el contenido del gas a otro vehículo similar, requirió más de cinco horas, ya que fue necesario que el conductor se comunicara con los directivos de la empresa empleadora y dueña de la carga, Compañía de Transportes de Especialidades Quimícas S.A. de C.V. para que enviaran una pipa vacía al lugar desde el municipio de Cuautiitlán Izcalli, municipio de donde también provenía la pipa.

Luego de la llegada del pesado camión, comenzaron las labores de trasvase, que requirieron de un total cuidado, ya que una fuga podría generar un accidente.